domingo, 24 de abril de 2011

#haztefan

¿Conocen la etiqueta #haztefan de Twitter? Pues quiero que se hagan fans de mi día de ayer. Comencemos levantándonos con el tiempo justo de comer e ir a trabajar, ¿de acuerdo? Un turno suave, de 13 a 15:30 y de 18:00 a 23:00, o lo que es lo mismo, diez horas dentro del curro, porque en el tiempo de descanso no me da tiempo a ir a ningún sitio. Vale. Subamos ahora la apuesta y tengamos en cuenta que es sábado sabadete, y que el Sitio Random de Hamburguesas donde trabajo (SRH, porque somos así de modernos) está en un centro comercial. Al lado de una zona de gran importancia turística. Y que como ayer fue fiesta estuvieron todas las tiendas cerradas, incluyendo el hiper.

¿Qué nos da eso? Un SRH lleno hasta la bandera. Una marea de gente haciendo cola como borregos para comerse una hamburguesa. Qué quieren que les diga, a mí me dan una gratis todos los días y no la cojo. En serio, no están tan buenas. Vean Supersize me y luego hablamos. O al menos tengan el sentido común de decir: “Coño, menuda cola, voy a comer a otro sitio”, que es lo que hace la gente normal. Será por sitios de comida en un centro comercial.

Bueno, pues la primera parte del día la vamos a pasar atendiendo a clientes más bien idiotas que no saben lo que quieren. Como ha quedado claro, no soy muy fan ni de las cadenas de comida rápida ni de las hamburguesas en particular, pero aunque pueda no estar familiarizado con los productos, sé mirar una carta y ordenar mis ideas para expresarme con un mínimo de claridad que dé coherencia a mi discurso y facilite la labor del trabajador que me atiende. La gente no. Un ejemplo claro lo tenemos en el menú infantil, que incluye varios tipos de comida a elegir, junto con papas fritas, bebida y un par de mierdas más. Todo viene incluido dentro del precio. Pues dos de cada tres veces la conversación con el cliente empieza así:

-Buenas, quería un menú infantil, y también una hamburguesa con...

-Perdone, ¿el menú infantil cómo lo quería?

Y se te quedan mirando con cara de circunstancias, como si no supieran a qué te refieres. Si fuera telépata no estaría sirviendo hamburguesas, señora. Un genio que atendí a última hora me respondió a la pregunta diciendo, todo serio:

-Con agua.

A punto estuve de ponerle el juguete y un botellín de agua al lado. Al fin y al cabo, el cliente manda. Y si ya es absurdo no saber pedir un menú para niños, imagínense la cara que se me queda cuando la gente se bloquea ante una pregunta del calibre de: “¿Menú normal o grande?”. Que te das cuenta de que venían con el pedido aprendido de carrerilla y de repente se bloquean porque les haces pensar. Abren la boca, miran al techo, y pasa un segundo... Dos... Tres... Cuatro...

-Ehhhhhhhhhhhhhhh... ¿Cuál es la diferencia entre uno y otro?

-Cincuenta céntimos.

Cri-cri, cri-cri

-El grande es más grande...

-¡Ah! Yyyyyyyy... ¿las patatas del pequeño cómo son?

-Pequeñas.

-Vale, ehhhhhh... Pues no quiero un menú. Sólo la hamburguesa con las patatas y algo de beber.

Juro por Dios que esta conversación es verídica y, lo peor de todo, que el chaval no me estaba vacilando. Realmente era así de tonto. Me hbría dado pena si no me hubiera dado asco.

Pues esa es la primera parte del día: llegar con el tiempo justo de echarte una hamburguesa al buche (sí, no me gustan, pero si entro a la 1 tengo que salir de casa a las 12 y comer en el curro, y no me quedaban ensaladas) y atender idiotas durante un par de horas. Seguimos con dos horas y media en la sala de descanso, conociendo un poco a los compañeros y aprovechando para pasar un post a ordenador.

-¿Qué escribes?

-Un email para la familia, no veas la pasta que me ahorro en teléfono.

Terminado el descanso volvemos a entrar, y nos quitan de caja para ponernos dos horas en salón. Sólo a nosotros. Recoger las bandejas, limpiar las mesas, sacar las basuras, barrer el suelo y fregar los baños de más de cien metros cuadrados de local. Aunque en realidad no me pasé las dos horas haciendo todo eso, no voy a engañaros. Una la pasé sólo en los baños.

-Oye, se ha empozado uno de los váters de chicas. ¿Hay algún cartel de “Fuera de servicio” o algo?

-¿Se ha rebosado el agua?

-Sí, hay un charco enorme.

-¿El váter tiene papel dentro?

-Eh... sí.

-Pues coge la fregona y empuja con ella, y tira de la cadena hasta que se vaya el tapón.

-No me jodas Vale.

-Y luego tiras el mocho.

-Vale.

-Bueno, te quedas con el palo. Lo que haces es desenroscar la parte de abajo del mocho, la que metes en el váter.

-Mis cojones treinta y tres. Vale.

Curiosamente el asunto funcionó y el aseo quedó utilizable en unos diez minutos. Y sin rastro de mierda por ningún lado, gracias a Dios. El resto de la hora la pasé intentando limpiar los baños. Y no, no estaban TAN sucios (mucho más los de chicas que los de chicos, por cierto. El mundo al revés), es que los clientes no paraban de entrar en ellos. Veían la fregona y el escobillón cruzados en el marco de la puerta y saltaban por encima para preguntarme si podían pasar. Donde el común de los mortales ve una prohibición, el cliente medio de SHR ve un reto. Son de esa gente que cree que la calavera y las tibias cruzadas de las etiquetas de productos tóxicos son sólo una sugerencia. Así se envenenen todos, de buen rollo os lo digo.

Pero como no hay mal que cien años dure, al cabo de dos horas me enviaron a un compañero con el que repartirme las tareas. Y luego a otro. Y el segundo me dijo:

-Te toca volver a atender en caja.

Pero lo que yo oí fue:

-Retroceda dos casillas.

Y así pasé lo que quedaba de mi jornada laboral. Curiosamente pese al día que había tenido, de repente me apetecía salir y emborracharme. Aunque ahora que lo pienso, igual era precisamente por el día que había tenido. El caso es que en el mes que llevo aquí todavía no he salido una noche de bares con fundamento, al principio porque no tenía curro, y ahora que cobro por cualesquiera otros motivos. Así que mientras cogía la bici para volver a casa iba pensando en llamar a H@n y preguntarle si le apetecía dar una vuelta por el Carmen.

Y como estaba de buen humor, se me ocurrió probar una ruta alternativa de vuelta a casa que, según me habían comentado, era todo carril bici y mucho más directa. Y es cierto, tiene un carril bici de varios kilómetros. Lo que no me habían comentado es que la avenida en la que se sitúa, aparte de ser grande está jodidamente poco transitada de noche. Según avanzaba, la acera donde estaba el carril bici se iba separando de la carretera y metiéndose en una zona ajardinada con una iluminación de lo más lúgubre. El típico sitio donde esperas encontrarte kinkis y putas, si no fuera porque no hay nadie. Bueno, miento, putas sí que encontré. Tres. Forever alone a la enésima potencia, con una mano en el manillar de la bici y la otra tratando de abrir el mapa de la ciudad. Yo mismo me hubiera atracado si me hubiera visto de esa guisa. Al menos iba bien y en la dirección correcta. Supongo que por eso se me saltó la cadena de la bici en la única cuesta que hay en Valencia.

Me bajé y traté de colocarla en su sitio con mis amplios conocimientos de mecánica, pero lo único que conseguí fue llenarme las manos de grasa hasta las muñecas. Hice repaso de mi situación:

1) La bici no funcionaba, así que a partir de entonces tocaba andar.

2) Empujando la bici, encima.

3) Sabía en qué calle estaba, pero no a qué altura (mide varios kilómetros) porque no veía ninguna otra calle por ningún lado.

4) Aunque encontrase otra calle con la que triangular mi posición, no podía coger el mapa sin mancharme toda la ropa de grasa.

5) Espera, ¿está lloviendo?

Efectivamente, lo estaba. Me puse la capucha de la sudadera usando el dedo meñique y empecé a empujar a la bicicleta cuesta arriba. Lo bueno fue que según subía salía de la zona ajardinada y encontré la calzada de nuevo. Lo malo fue que cambié los jardines por descampados y chabolas igualmente solitarias, lo que tampoco me tranquilizó. Hubo un momento muy curioso en el que empezó a oler a porro a mi alrededor cosa mala , pese a que estaba completamente solo. No se oían ni coches a lo lejos. Me imaginé que habría algún Predator liándose canutos en la rama de un árbol y seguí a lo mío. Finalmente encontré la calle que buscaba y pude entrar en mi barrio sin más problemas, y el chipi-chipi no duró más de diez minutos. Para compensar hice los últimos 400 metros andando tras el camión de la basura.

Sólo pensaba en entrar por la puerta y darme un buen duchazo caliente, pero lamentablemente mi calentador no funciona del todo bien y el agua no pasa de tibia. Así que cuando salí me calenté un buen vaso de leche en el microondas, para “asentar las madres”, que diría mi abuela. Pero según venía al salón se me ha derramado la mitad. Aunque eso sí, el post se ha escrito prácticamente solo.

#haztefan, garantizo que no es contagioso.

20 comentarios:

Kurai dijo...

#haztefan

...

Con lo miedica que soy yo para los lugares a oscuras y poco transitados... creo que me pasa lo de la bici y me encuentran a la mañana siguiente echando espuma por la boca

En fin, un mal día lo tiene cualquiera, espero que los que vienen sean mejores =)

Pecosa dijo...

Ay, ¡pobrecito Zorro! ¡Qué penica! :_(

Yo, más que fan de tu día, soy fan tuya, porque escribir con tanta chispa después de semejante jornadita se merece una medalla. Los días así se hacen eternos (lo cual, si lo ves desde otra perspectiva, sirven para compensar lo rápido que pasa el tiempo... no cuela, ¿no?)

Y si te paras a pensarlo, no estuvo tan mal: viste canne y pechuga y te colocaste gratis; hiciste turismo nocturno (¡qué bonito!) y caminaste bajo la lluvia, que es genial.



No cuela, ¿no?

¡Ay! ¡Pobrecico! ;)

El Zorrocloco dijo...

Kurai, hoy y mañana van a ser mejores seguro porque libro XDD

Estoy convencido de que de día será un sitio precioso para pasear, y que incluso la zona de los descampados no tendrá mala pinta, pero vamos, que como primera impresión del sitio fue un fail XD

Pecosa, jajaja! Si te digo la verdad estaba de un zen que daba asco verme. Ni siquiera lo del baño o lo de la cadena me hizo cabrear, sólo sonreir y pensar: "Querido Dios: que te jodan. Firmado, el Zorrocloco". XDDD

Y cuando vi a las putas fue como: "Anda, pues aquí es donde se ponen las putas en Valencia. No, si al final estoy haciendo turismo y todo". XDD

Más mona que eres, Pecas... ¡Un besote! =)

H@n dijo...

Fan, no, SUPER-FAN! xD

No se cómo lo haces, pero cuanto más cabreado estas, más gracioso cuentas las cosas xDD
Creo que tiene que ver ese toque de saber que es todo verdad! >.<
Aunque ayer por la noche cuando te leía en twitter me empecé a preocupar un poco, sinceramente... te veía al borde del ataque nervioso!

Jo, cuando lo he leído esta mañana me he quedado con ganas de haberme ido al carmen! No juegues con mis ilusiones!!! Y menos con alcohol de por medio T_T

MrsDylan dijo...

¡Joder amigo! ¡Menudo día! Lo siento de verdad. Si es que en Semana Santa se pone todo hecho un Cristo (más a mi favor)...pero "Don´t worry be happy!". Me ha encantado la frase de "Me habría dado pena si no me hubiera dado asco." xD ¡Animo!

Speedygirl dijo...

Otra fan del zorrillo parlante expatriado por aquí! AUPA CHIQUITAJO!

JuanRa Diablo dijo...

¿Tiene usté un mal dia? Lea al Zorrocloco y se reírá a lo loco. Jajajaja

Vamos, que si ese día hubieses sido ficha del parchis habrías caído en la calavera mínimo cuatro veces seguidas. XDD
Tengo que decirte que con eso de
"Yo mismo me hubiera atracado si me hubiera visto de esa guisa" me he quedao atascao de la risa.

Como siempre, hay que mirarle el lado bueno y es que no te puede salir un día peor así que ya puedes volver a intentarlo que no te sale igual ni de coña.

No sé de qué va eso pero...
#mehagofan
:D

Sar@! dijo...

Sólo faltaba que te robasen las papas...Hubiese sido mítico, como mínimo xD

Lillu dijo...

La conjunción de comida rápida con descampado oscuro y desierto para mí ya hubiera sido mortal XDDD Lo de la ducha es una nimiedad en comparación (mientras no se te reviente el calentador o algo...).

saluditos

Loco dijo...

#mehagofan.

Esto da para hacer un corto.
¿A quién quieres para hacer tu papel?

El Zorrocloco dijo...

H@n, en realidad no estaba nada cabreado, que sería lo lógico. No sé si estoy madurando o simplemente estaba demasiado cansado como para gastar energías en enfadarme XD

A la hora y como llegué no me sacas al Carmen ni en carretilla XD Pero este finde deberíamos, yo lo dejo caer. Mejor el jueves, que el viernes libro XD

MrsDylan, según mis compañeros de curro, "un sábado normal y corriente". [Inserte aquí música de Psicosis]. Te lo creas o no, justo esa canción iba tarareando cuando entré a trabajar a mediodía XDD

Speedygirl, amuuuuuuunt! XD Quiero tu supervelocidad cuando trabaje, joer. No, espera, quiero que la gente de la cocina tenga supervelocidad, y así no tenga que tener a los clientes esperando, que es lo que más me estresa.

JuanRa, suena a anuncio retro, me lo apunto para un posible banner XDD Si hubiera sido una ficha de parchís me habría salido hasta una casilla de cárcel de la nada XD

Dí que sí, hay que verle el lado positivo, sólo podemos ir a mejor XD

Sar@, déjame no tentar a la suerte XDD

Lillu, lo del calentador depende de quién venga a arreglarlo. Lamentablemente no creo que haya demasiadas tías buenas metidas en ese ramo, ¡tsk! XD

(Partidazo Nadal-Ferrer en la final de Godó, ¿eh? =D)

Loco, alguien cercano y que se me parezca. El Gyllenhaal ese, mismo XDDD

Ana dijo...

Jajaja, ejem, perdona, me olvido que no hay que reírse del mal ajeno, pero lo cuentas de una manera... ¿No será que en una de esas te miró un tuerto o algo así?, menudo día mas completo de fatalidades.
Ánimo.
:)

Islander ! dijo...

Me parece que al final no te emborrachaste, ¿no? Jajaja qué ascazo de día, pobre zorrito. En serio, si trabajase en un sitio de esos como tú me echan fijo, ¿cómo consigues no mandar a la mierda a esa peña?
Ya vendrán días mejores.

Raquel dijo...

:)) Perdona, ya sé que a ti no te habrá hecho ni puñetera gracia pero no me podido dejar de reír con este post. Vaya día, y otros quejándose de vicio.
:)

La exorsister dijo...

Pa mí que estás a cero coma de empezar a hacer "aportaciones personales" al contenido nutritivo de las hamburguesas. Dime donde trabajas para no ir... JAJAJAJAJA

Qué miedo lo del parque, ni loca.

Loco dijo...

Si consigo a Jake Gyllenhaal no será para hacer de ti en el corto. Será para tirármelo.

El Zorrocloco dijo...

Ana, ojo, un tuerto no, pero sí que atendí a un bizco. ¡Igual llevaba un ojo de cristal! XD Ríete con ganas mujer, así me animo yo también XD

Islander!, jaja, qué va! Eso lo dejo para esta noche que tengo cumple, muajajajaja!

¿Cómo consigo no mandarlos a la mierda? Pues con dificultad. Ya tuve problemas en un curro por discutir con un cliente cabrón, miedo tengo de mi genio y mi bocaza >__<

Raquel, bienvenida! Tú, como en tu casa =) A todos los que se quejan de sus curros mileuristas en oficina los ponía a trabajar unas vacaciones en McDonald's XD Me alegro de que te hayas reído ;)

Exorsister, espera tú que me pongan en cocina... XD Lo que sí me he imaginado es poner la hamburguesa en la bandeja y decir con una gran sonrisa: "Que la disfrute. Es especial". Muajajajaja!

Loco, no seas egoista! XD

Misaoshi dijo...

Zorro, no sé si reirme, darte el pésame o ir a Valencia a consolarte en cuanto pueda.

Así que optaré por las 3 cosas XDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Lironcillo dijo...

Muchacho, eso es un mal día y lo demás son tonterías... ya lo siento :S

Tú no me conoces, pero a tí te nombran mis contactos de Twitter de vez en cuando, así que tenía curiosidad xD

Jill dijo...

Me siento algo mal al reírme de tus desgracias... pero, ¡es que son muy graciosas!

Espero que no tengas todos los días tan gafados. xD