martes, 30 de noviembre de 2010

¡Conseguido!

Anda que menudo par de días llevo... Después de enterarme de que el lunes no había clase mandé un email a los dos profesores que me dan la asignatura, explicándoles mi situación y pidiéndoles que se apiadaran de mí. Nadie sabía qué pasaba con los exámenes, a qué día los movían, si sería antes o después del puente... Yo tenía bastante claro que sería a algún día de esta semana, porque eso de darnos una semana extra de estudio va contra todo principio universitario. Como me imaginaba, ninguno de los dos profesores se dignó a responder ni para darme largas, peeeeero como no todo en esta vida es mala suerte, el examen se pospuso sólo un día, a hoy a las diez, concretamente. Pura suerte, porque dado que mi avión salía a la una y media, era el único hueco en que podía examinarme. Así que si la entrada se publica correctamente, mientras leéis estas líneas estaré volando hacia Barcelona, donde cogeré el enlace para Roma al día siguiente. Eso, o he perdido el avión y tampoco he tenido tiempo de llegar y quitar la entrada antes de que se publique, claro, pero vamos a imaginar que es la primera XD

Y preguntaréis: "Pero hombre, si el domingo te dijeron ya que el examen era el martes y te daba tiempo, ¿a qué vino tanto estrés depués?". Pues a que esta vez sí que hubo temporal, o al menos lo que se entiende aquí por temporal. En el Área Metropolitana no se notó demasiado, pero para el norte llegó a caerse una grúa en una obra y demás. A mediodía me llegaba el mensaje: "Uy, parece que sí que hay viento, igual mañana también cerramos. Manténganse a la espera". Y a la espera que estuve, comiéndome las uñas hasta que ya casi de noche se confirmó que el día sería lectivo. Por eso tampoco os había dicho nada antes. Ahora estoy nervioso, pero por el examen XD Odio los exámenes orales >__<

Muchas gracias a todos por los ánimos y las palabrotas, la verdad es que me ha venido genial para no frustrarme del todo. Prometo traeros unas portales de Roma, y ya si apruebo... Va, si apruebo nos vamos de cañas. ¡Prometido! ;)

¡Un abrazo muy fuerte a todos! =)

P.D.- Quiero agradecer al de allá arriba que dejara de soplar un rato para que al menos pudiera suspender por mí mismo. Sé que sólo me acuerdo de ti cuando tengo problemas, pero... ¡Te debo una, Superman!^^ (Lo sé, lo sé, pero no estaba con doblaje castellano...)

domingo, 28 de noviembre de 2010

30 de octubre.

H@n.- Oye, ¿te acuerdas de mi amiga La Griega, que está de Erasmus en Italia?

El Zorrocloco.- Yeah, ¿qué tal le va?

H@n.- Guay, está compartiendo piso con otras cuatro chicas, me ha dicho que cuándo vamos a verla. ¿Te apuntas?

El Zorrocloco.- ¿Roma con alojamiento gratis? ¡La duda ofende!

H@n.- ¡Mel! ¿Cuándo tienes EL examen? [Mi último examen de la carrera. Si apruebo, claro].

El Zorrocloco.- Deja ver.

Firefox >> ULL >> Calendario de exámenes >> Derecho de SS, 29 de noviembre. 10 AM.

El Zorrocloco.- Pues el 29 de noviembre. Y además, ya lo han cambiado tres veces de fecha, así que no creo que lo cambien más. 3 cambios es el número estándar.

H@n.- Ah, pues genial, porque hay un ofertón increíble si salimos el 30. ¿Lo pillamos?

El Zorrocloco.- Hombre, es un poco justo, pero... Venga, dale. Estaré atento por si cambian el examen, pero lo dudo mucho. Muy mala suerte hay que tener.

5 de noviembre.

Buah, estoy hasta los cojones de hacer resúmenes. Hablando de eso, déjame mirar...

Firefox >> ULL >> Calendario de exámenes >> Derecho de SS, 29 de noviembre. 10 AM.

Bien.

12 de noviembre.

Uhm, todavía quedan diez minutos para que empiece la clase... Ah, mira, ahí está el corcho de RRLL, ya que estoy... Blablabla, tercero, blablabla turno de tarde... 29 de noviembre, correcto.

20 de noviembre.

¡Me cago en la Seguridad Social, y en las IPs, ITs, jubilación y su puta madre! ¿A qué hora tengo el examen el 29, por la mañana o por la tarde? Verás tú que es por la mañana y no tengo la mañana para repasar...

Firefox >> ULL >> Calendario de exámenes >> Derecho de SS, 29 de noviembre. 10 AM.

Fuck off!

28 de noviembre.

Bueno, pues ya está. Alea jacta est y todo eso, mejor que esto ya no me lo voy a saber. Mañana es el gran día y pasado ¡Roma! Ains... Je, voy a mirar una vez más el calendario, pa' las risas...


(Click para agrandar)


miércoles, 24 de noviembre de 2010

Mamá

Estaba anoche a punto de apagar el ordenador porque me caía de sueño. Ya había cerrado el Spotify y las conversaciones del MSN, sólo quedaba Firefox abierto. Había estado stumbleando gran parte de la noche, y como todos sabemos lo viciante que es, no me resistí a clicar una vez más. ¿Dónde me llevaría? ¿Una tira cómica, imágenes WTF...? Me llevó aquí. Ponersus los cascos para verlo.



Más efectivo que un café, oyes, sobre todo si andas sólo en casa; ya no tenía sueño ninguno. Menos mal que no soy de acojonarme. Y que mis mantas son un búnker a prueba de monstruos, también. Puto susto la vieja...

sábado, 20 de noviembre de 2010

La abuela maorí

¿Se acuerdan de aquel anuncio que encontré sobre el Solar Yoga? Ya saben, el curso sobre cómo alimentarse del sol que impartía un anciano que afirmaba no haber comido nada en los últimos quince años, saciando el apetito mediante la contemplación del Lorenzo a ojo desnudo (eso sí, en el amanecer y en la puesta de sol, no se crean que era tan bruto el hombre como para almorzar a las tres de la tarde un día de agosto). El curso era tan completo que incluso te enseñaban a coger energía de la luna, algo ideal para aquellos que, como yo, trasnochamos bastante y gustamos de un buen tentempié de medianoche. Pues lo crean o no, han vuelto. De lo cual deduzco que ganaron dinero con el solar Yoga. Cosa que no volveré a repetir porque estoy seguro que Dios acaba de matar un gatito por ello. La nueva sabiduría exótica que te proporcionará la felicidad eterna de este mes viene de un lugar aún lejano que la India: Nueva Zelanda. Aquí os transcribo el anuncio:

Taller “Abuela Maorí Erena Rangi”.

Abuela Erena Rangi te da instrucción para que saques tus dones:

-Observando la luz del mar para ver el futuro [Si también acudiste al curso de Solar Yoga, tus días de playa nunca habrán sido tan completos].

-Cantando el sonido de tu corazón para llamar al poder.


-Cantando por la fuerza de la luz y la fuerza de la vida.


-Sacando el guerrero interior para sanarte y sanar
[Se ve que, contrariamente a la creencia popular, el cometido de los guerreros a los largo de la historia ha sido “sanar” a otra gente. Suena un poco como la Pax Romana, ¿no?].


-Rezando para la eternidad para identificar tu ser ilimitado
[¿Qué?].


-Rezos de amor para amarte y sanar [Eh, yo conozco un rezo de esos para chicas: “En la mesilla de noche / y en funda de terciopelo / guardo mi varita mágica / con alma de voltio y medio / Si vibra, vibro con ella / la detengo cuando quiero / Nunca he tenido un amante / tan servicial y discreto.” ¿Vale como rezo sanador si lo repites mientras te amas?].

-Ordenar tus ideas para prepararte para tu nuevo tiempo... [Lavados de cerebro – Aquí – Lavados de cerebro]

Precio: 290€
[Tirado de precio por algo que te permite ver el futuro en un vaso de agua. Todos hemos visto Regreso al Futuro II, apuestas deportivas a montar un imperio].

Hostal rural XXX – Tenerife.

Incluido taller + estancia de 3 noches en habitación triple + 3 desayunos + 3 almuerzos + infusiones, cafés, tés y pastas de los 4, 5, y 6 + 1 temazcal. El hotel estará ocupada para el taller. Tranquilidad e intimidad garantizada [Vamos, que no habrá nadie que se ría de ti por imbécil, garantizado. Salvo quizá Abuela Erena]. La comida será preparada por Joan, profesor de yoga y experto en medicina Ayurvédica [Medicina Ayurvédica, me dejas mucho más tranquilo, dónde va a parar].

Temazcal Maorí.

Abuela Erena dirige baños al estilo Maorí de gran poder de sanación y experimentación [¿Gran poder de experimentación? ¿Con una abuela? No, lo siento. Lo respeto y tal, pero... No, que no, ya experimentaré yo bañándome con chicas de mi edad, si eso]. Te invitamos a que lo vivas en exclusiva en España. Precio: 40€ Duración 2 a 3 horas [Coño con las abuelas maoríes, qué marcha me llevan].

Consultas con Erena Rangi.

Consultas privadas para tratar cualquier tema. Precio: 50€/hora [En serio, 50 euros la hora por una sesión privada. Es que es tan fácil que no dan ganas ni de hacer el chiste... Voy a buscar una foto de la mujer, a ver si lo vale. Igual de tanto cantarle a la vida y al amor tiene 80 años pero aparenta 21, vete tú a saber].

El resto son los datos sobre cómo hacer la reserva. Esta vez nos privan de las creativas indicaciones del otro anuncio para llegar a la casa, lo cual es una pena. Espero que en el próximo haya por lo menos la foto de una palmera Whasingtona. Si hay alguien interesado en experimentar y sanarse dándose friegas en el bao con Yaya Erena, o que quiera aprender a mirar el futuro o identificar su ser ilimitado, que me dé un toque y le paso la dirección de la web. Por cierto, es esta señora:

No, cantarle a tu ser ilimitado no te quita las lorzas ni te arregla la cara.

Buscando un poco he dado con su web. Su nombre completo es Dr. Erena Rangimarie Rere Omaki Ransfield-Rhoese (Y nos quejamos de los nombres de telenovela sudamericana. Nótese el uso del título de doctor). Su nombre significa “estrella fugaz de paz y esperanza”, como casi todos los nombres de este tipo. Nunca encontrarás un nombre de estos que signifique algo como “piedra con una forma un poco rara que parece un conejo” o “esas nubes que aparecen a veces cuando hay panza de burro y parece que va a llover, pero al final no”. Y por supuesto es hija de la realeza de su tribu, tampoco te creas que era hija del pescadero, o que su padre regentaba una tienda de recuerdos para turistas. Lo que pasa es que a ella el rollo realeza y la vida de lujo no le va, así que dejó el reino para ir dando cursos por todo el mundo. Aunque por lo que cobra por curso igual me estoy equivocando.

Lo curioso es que estos anuncios sólo los encuentro en la pirámide de periodismo. ¿Por qué será?

domingo, 14 de noviembre de 2010

Go Go Power Rangers! (8)

Situación espacio-temporal: Bareto del Cuadrilátero, altas horas de la noche (con todo lo que eso implica). Intérpretes: Dos colegas anónimos. El Zorrocloco está de oyente.

Colega A, arrastrando la lengua al hablar.- Blablablabla y estoy clasificado como arma mortal.

Colega B.- ¿Qué?

Colega A.- Soy cinturón negro primer dan de taekwondo, legalmente soy un arma.

Colega B.- Pffff, vas de Power Ranger y eres el Power Ranger rosa.

Colega A.- Coño, tengo aquí el carnet de la federa...

Colega B.- Que te calles, Kimberly.

Sólo por eso mereció la pena salir. Qué hartera de reír, madre... Y por si fuera poco bailamos a Juan Luis Guerra en un bar de rock, se expuso el concepto del neofriki (dícese del friki que nunca dirías que lo es hasta que cita a Terry Pratchett), y un alma caritativa me ahorró comprar condones.

No todo va a ser estudiar, ¿no?

sábado, 6 de noviembre de 2010

Verdades y mentiras: La solución

¡Buf! Este es probablemente el post más largo que haya escrito para el blog, pero lo prometido es deuda así que... ¡Un, dos, tres, responda otra vez!

1.- Cuando era niño, era tan, pero tan mono, que una ídem trató de raptarme en el zoo. VERDADERO.

Incluso lo escribí una vez en el blog. Se ve que la mona tenía el instinto maternal a flor de piel (o algo).

2.- Pese a que no soy supersticioso, no me gustan los gatos negros, que me pasen la sal directamente, ni paso nunca por debajo de una escalera o edificio en obras. No es superstición, es precaución. FALSO.

Está caía por pura lógica. Decir: “yo no soy supersticioso, pero...” es como decir: “yo no soy racista, pero...”. En cuanto lo oyes, ya sabes qué esperarte a continuación. Vamos, que me dan exactamente igual los gatos negros y la sal. Romper un espejo me jodería más, pero sólo porque tendría que ir a comprarme otro. Y si no pasara por edificios en obras, hace un par de años no podría haber salido de mi casa XD

3.- Antes de empezar este blog tuve un primer intento fallido. Un blog de fondo negro y letra blanca, en el que contaba mis penas al más puro estilo “querido diario”. VERDADERO.

Este lo habéis acertado muchos, y eso que no creo haberlo mencionado nunca por aquí. Es vergonzantemente verídico, justo la clase de blog emo que siempre critico. Diría en mi defensa que no estaba pasando una buena etapa, pero aquello no tenía perdón de Dios. Resumiendo: Duuuuuudo.

4.- Soy un firme defensor del chándal y la ropa deportiva en general, y colecciono tenis (zapatillas de deporte). Se puede vestir así sin ser un cani, yo soy la prueba. FALSO.

La ropa de deporte es para lo que es: hacer deporte. Ni para ir a clase, ni al trabajo (a no ser que seas monitor de aerobic) ni de fiesta (o no ser que seas de esos que dicen que salen a bailar y es verdad). Donde estén unos vaqueros y una camiseta, que se quiten los chándals, al menos para mí. Y aunque uso tenis (zapatillas), no son de deporte, sino imitación Converse y similar (vete tú a hacer footing con eso). Ah, y las sudaderas tampoco son prendas de deporte, como dijo alguien en los comentarios refiriéndose al Pocozorro =P

5.- Antes de entrar en la universidad, estuve en el ejército. Concretamente, en la Brigada Paracaidista de la Legión. VERDADERO.

En este sabía que iban a caer casi todos (Rotskull, a ti te la puse como válida, porque el razonamiento era el correcto). Cuando cumplí los 18 no tenía ni idea de lo que quería estudiar. Tras hacer el bachiller de artes, lo más lógico era BBAA, pero no quería estudiar cinco años para ser acabar siendo profesor de dibujo (no offense, Anne =P). Una amiga se había ido hacía un año a la Brigada Paracaidista, y no paraba de decirme lo que molaba, que lanzarse en paracaídas era una experiencia única, que se rascaba el ombligo todo el día y cobraba 1.500 euros, etc., etc. Al final llegué a la conclusión de que si no sabía qué estudiar bien podía trabajar un año mientras decidía y de paso ver mundo y, no sé, hacerme un hombre o algo así.

Mirándolo en retrospectiva me parece algo absurdo, no tanto por el año de estudios que perdí (porque al fin y al cabo acabé estudiando cosas que ni se me habían pasado por la cabeza en aquel momento), como por el hecho de que pensara que podía estar a gusto en el ejército. Yo. Y la Legión, nada menos. No llegué a terminar la instrucción ni lanzarme de un avión, pero sí que me levantaron de madrugada a cantar El novio de la muerte y probé el consabido rancho cuartelero (de hecho nos daban relativamente poca comida y menos tiempo para comer, supongo que para curtirnos o algo así). Resumiendo, no tardé nada en darme cuenta de que lo mío era estudiar, daba igual qué. Así que ya sabéis, si el niño os sale vago, una semana en la Legión y se os hace diplomado universitario mínimo XD

6.- Tengo dos hermanos, pero nunca los nombro. No nos llevamos precisamente bien. FALSO.

Evidentemente, mentira. Creo que en esta no cayó nadie (para que luego digan que lo puse difícil). No tengo, y repito NO TENGO, un gemelo maligno encerrado en el desván al que alimento con raspas de pescado. Y tampoco sé qué son esos ruidos en los conductos de ventilación. Me pregunto de dónde sacaréis ideas tan raras.

7.- Encuentro estúpidos los juegos de mesa, sobre todo los del tipo Monopoly o Pictionary. Cuando en reunión de amigos alguien saca alguno, acabo jugando simplemente por no ser la nota discordante. Señores, los videojuegos se inventaron en los setenta, E-VO-LU-CIÓN. FALSO.

Me encantan los juegos de mesa, me parecen una forma genial de pasar la tarde con amigos. Creo que me viene de un trauma infantil con un Risk que me regalaron unas navidades y al que nunca pude jugar porque ni tenía hermanos ni pude convencer nunca a ningún amiguito que venía a casa para jugar (aparte de que jugar dos al Risk tampoco es que sea lo más divertido del mundo). Sea el Pictionary, el Trivial o el parchís, con los juegos de mesa las risas están garantizadas. En mi futura casa tendré chiquicientos, y organizaré tardes lúdicas que serán la envidia de toda la comarca. He dicho.

8.- Si eres chica y llevas el pelo/lentillas de algún color raro (o de muchos colores raros), ya tienes la mitad del camino recorrido conmigo. FALSO.

No me parece más atractiva una chica por llevar el pelo rosa, o blanco. Es más, es probable que me tire un poco para atrás. Pero sobre todo no entiendo la manía de las chicas de ojos castaños de ponerse lentillas azules, o de todas las morenas de teñirse de rubias (¿es que no hay más colores?). Tampoco me gustan las pelirrojas teñidas, aunque sí las naturales. Dicho esto, y como dicen en uno de los comentarios, no soy tan superficial, y si una chica me gusta, me gusta tenga el pelo azul o fucsia (si es que ese color existe, yo como hombre no soy capaz de verlo). Pero vamos, que de entrada donde esté una morena...

9.- Encuentro el Derecho Civil y Patrimonial sorprendentemente interesante. VERDADERO.

El primer día de Derecho Civil, el profesor nos dijo que ese año las clases las daríamos nosotros; nos dividiríamos en grupos y cada día saldría uno a explicar el tema que tocase. Luego escribió el título de un libro en la pizarra y nos dijo que el examen iba a ser ese libro de derecho, enterito. No volvió a verme el pelo del asco que le cogí ese día. No había pagado una matrícula para que me dieran clase mis compañeros, que tenían la misma poca idea que yo, sólo porque el colega no quisiera trabajar. Postergué esa asignatura todo lo que pude, hasta que en septiembre no me quedó otra que pillar el libro por banda y empollar.

Contra todo pronóstico, resultó el libro de derecho más ameno que he leído nunca, redactado sin florituras (algo rarísimo) y con abundantes ejemplos muy bien explicados. Además, el tema en sí es bastante fácil de estudiar (al menos al nivel en que nos movíamos nosotros) por lo entretenido que resulta: nacimientos, derechos, préstamos, hipotecas, matrimonios, divorcios, muerte y herencias... ¡El Derecho Civil es la vida de uno! ¿Puede no interesarle a alguien?

10.- Una vez cogí la Dreamcast rota que un colega iba a tirar a la basura y la vendí en internet como una Play 2 con chip pirata. Iba a partir el dinero con mi amigo, pero me lo quedé todo y me compré el doble de cómics. VERDADERO.

La mitad de vosotros me va perfectamente capaz de hacer algo así. Qué fuerte. Maticemos. Primero quiero que conste que no me siento nada orgulloso de haber participado en eso, me arrepiento mucho; en segundo lugar, debía tener unos 15 años (vamos, que era idiota), y la idea NO fue mía, sino de un amigo que tenía por aquel entonces y que sí que era una buena pieza. Se había metido en un foro de juegos haciéndose pasar por una chavalina (todos sabemos que no hay chicas en internet, sólo señores gordos con bigote, pero en aquella época un nick como Beatriz88 todavía inspiraba confianza) y había localizado a un incauto dispuesto a pagar 200 euros contrareembolso (una cantidad ridícula para lo que valía una Play en aquel entonces). Lo mejor del contrareembolso, decía mi amigo, era que el tipo primero pagaría y luego descubriría el pastel. Una vez el cartero se hubiera ido, ya podía ir a reclamar a Correos lo que le diera la gana. Y como eran menos de 300 euros, no era delito (no sé si esto es verdad, pero en su momento me lo creí). Mi amigo era tan buen colega que me ofrecía tomar parte, formar un dúo con él. Lo único que tenía que hacer era poner mi dirección en el remite, lo cual era bastante justo puesto que él había hecho todo lo demás. La perspectiva de tener cien euros (más dinero del que había tenido nunca, triste pero cierto) era demasiado tentadora como para rechazarla, así que me convertí en cómplice.

Como de pequeño era mucho de hacer las cosas y pensarlas luego (quizá por eso ahora le doy tantas vueltas a todo), no me empecé a preocupar hasta el día siguiente. La idea de que la policía tocara en cualquier momento en mi casa y preguntara por mí me hacía encoger el estómago. Menuda vergüenza pasaría. Es más, empezaba a tener la impresión de que mi amigo se estaba aprovechando de mí, y no me había ofrecido formar parte por cariño, sino por tener un cabeza de turco por si las cosas salían mal (ya os dije que era idiota). Sorprendentemente todo salió a pedir de boca, y unos diez días después de enviado el paquete el cartero tocó el timbre y me dio 200 pavos en metálico. Nunca nos denunciaron (o a lo mejor sí pero tenía razón mi amigo en lo de los 300 euros), un crimen perfecto. Por aquel entonces ya había madurado el concepto de cabeza de turco y estaba bastante mosqueado con mi amigo. Como no me gusta que me traten como un gilipollas, y quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón, me quedé toda la pasta y me hice el longui. De algún modo debió averiguar que tenía el dinero, porque días después apareció por mi calle acompañado de otro tipo para conseguirlo por la fuerza, pero eso es otra historia (y se quedó con las ganas).

¿Moraleja? "Alguien que te mete en líos así no es tu amigo" y "si algo parece demasiado bueno para ser cierto, probablemente lo sea". Y si alguna vez picas... Aprende. No has perdido dinero, has comprado una valiosa lección. Cara, sí, pero seguramente te ha ahorrado perder mucho más dinero en un futuro. O al menos eso espero que piense el chaval de la Play.

Para terminar me gustaría recordaros que, por malo que os pueda parecer esto, Peibol apuñaló a una niña en un ojo. ¡Eso es peor! XD

11.-No quiero tener hijos porque creo que acabarían cayéndome mal. Los abandonaría en cualquier centro comercial si salieran la mitad de revoltosos que el hijo de mi vecina de abajo. VERDADERO.

Por favor, que nadie se me ofenda, pero... Los niños me gustan como las mascotas; es decir, para jugar un rato con ellos en casa de algún amigo. Cuando me aburro se los devuelvo al dueño y me voy a casa, donde no hay carreras y chillidos, ni llantos por irse a la cama, y los únicos dibujos que habrá en las paredes serán los que haga yo. Soy consciente de que es muy probable que algún día siente la cabeza e incluso acabe teniendo descendencia, pero la verdad es que no se me ocurre nada que me pegue menos.

(Dicho esto, en un mundo ideal tengo una hija de aspecto angelical y mente brillante, tranquila, modosita, y con un puntazo friki que me hace sentir la mar de orgulloso. Si alguno ve Modern Family, la hija mediana es mi cría).

12.- La primera vez que vi a Britney Spears, pensé que era la chica más sexy que había visto nunca. VERDADERO.

Para esto hay que ponerse en situación. Corría un finde cualquiera del año 1999, y Zorrocloco el Púber vegetaba el programa de los 40 de Canal+ en el sofá. En un momento determinado, el videojockey comenzó a hablar de una chica que lo estaba petando en EEUU, una jovencita llamada Britney Spears. Sin más, dio paso su single...

Luego la chica iría de mal en peor, casándose, divorciándose, bebiéndose hasta el agua del retrete y rapándose la cabeza (lo siento, si no eres Demi Moore o Natalie Portman ni lo intentes), pero hay que reconocer que en ese clip la muchacha no tenía desperdicio, al menos para mis impresionables hormonas. Y aunque nunca fue especialmente guapa, sí que era sexy. Tanto, que a partir de ese momento empecé a mirar a las colegialas con otros ojos -afortunandamente esa fijación me duró mientras tuve la misma edad que las susodichas (aunque igual me vuelvo un viejo verde dentro de unos años, vete tú a saber)-, y desde entonces me pueden las dobles coletas y los ombligos al descubierto con su correspondiente vientre plano.

13.- La gente siempre me pregunta si soy sudamericano, por mi forma de hablar. FALSO.

Diría que al menos una de cada tres veces que me presentan a alguien, me acaba preguntando de qué parte de la península soy. Aunque como buen canario no pronuncio la zeta y aspiro las jotas, algo hay en mi forma de hablar que suena godo. Eso y que suelo decir “vosotros” en lugar de “ustedes”. Cosa que, por cierto, cada vez nos pasa a más canarios. ¡Nos están invadiendo culturalmente! ¡A las barricadas! En la península suelen considerarme andaluz o argentino (me dirás tú qué tendrá que ver un sitio con el otro), pero las más de las veces saben de antemano de dónde soy por la persona que nos presenta, así que no cuenta.

Y eso que soy alto, negro como un tizón y con los ojos verdes. Vamos, más guanche no se puede.

14.- Soy tan vago para la cocina que en vez de abrir el pan para hacerme un bocata le doy un mordisco y luego me meto en la boca la loncha de lo que sea. VERDADERO.

Muerdo un cacho de pan, muerdo un trozo de queso blanco, y pienso: “¡Hala, como los pastores!”.

15.- Todas las chicas con las que he estado las he conocido por internet (blog, Facebook, Badoo). No lo busco así, simplemente se da. Me parece más práctico que ligar en un bar. FALSO.

Esta, evidentemente, es falsa. Bueno, quizá no tan evidente, porque de 18, 15 habéis contestado afirmativamente. Es cierto que si hablamos de parejas estables, en los últimos dos años la casualidad ha dispuesto que las conociera por el blog, o que me las presentaran primero por una conversación de MSN antes de conocerlas en persona; y digo casualidad porque ligar por internet nunca ha sido mi objetivo (¿Badoo? Por favor, sólo eso ya debería haberos dado una pista). En cualquier caso, fuera de internet también hay vida, muchachada XD

16.- Por mucho que la critique, cada vez que veo a Belén Esteban en la tele que me quedo hipnotizado viéndola. FALSO.

Para empezar apenas veo la tele. ¿Para qué, sin tengo series y pelis sin publicidad cuando quiera en internet? Realmente no veo otra cosa, ni concursos ni realities. Y segundo, esa señora me da una grima que no puedo con ella, lo siento mucho. Me parece el colmo de una serie de defectos y carencias de los que adolece nuestro país, y el hecho de que se la entrone y pretenda imitar me da miedito y asco a partes iguales.



“Esta es mi abuela. Antes me cambiaba ella los pañales a mí, y ahora se los cambio yo a ella”. Ojalá te hubiera ahogado en la puta bañera.

17-La policía nunca, y repito NUNCA, me para en los controles cuando conduzco. He ido sin la L, bebido, y con seis personas en un coche de cinco plazas, y todo lo que he obtenido es un gesto rápido con la cabeza y un “Venga, sigue”. VERDADERO.

No sé por qué, cuando conduzco yo no me paran nunca en los controles. De hecho es raro que me encuentre con alguno incluso volviendo de fiesta un finde. Se pueden contar las veces con los dedos de una mano. Mi cara de niño bueno prevalece ante todo (ver Pocozorro).

18-La primera vez que usé el metro me pararon los de seguridad por colarme. No sabía que había que pagar (no vi a nadie con dinero en la mano ni había expendedoras de tickets por ningún lado), simplemente pasé detrás de una señora cuando las portezuelas se abrieron. FALSO.

A ver, aunque no haya metro en Tenerife tenemos tele. Todo el mundo sabe que hay que pagar para usar el transporte público.

"¡Er dinero de papé no é de fíar poque ze lo comen lah cabrah!"

18 bis-La primera vez que usé el metro no supe cómo salir, porque no había ranura para validar el billete y pasar. Un yonki me tuvo que explicar que simplemente había que empujar el torno. VERDADERO.

Cuidado, no es lo mismo que lo de arriba. Quiero decir, que hay metros en los que se te pide validar el ticket también a la salida. Y claro, ahí estaba yo, con mi bono de un viaje ante el torno de salida, y aquello no tenía ninguna ranura. No se me ocurrió intentar forzarlo hasta que un yonkarra con el pelo verde que había por allí me dijo que había que empujar nada más. Honrado que es uno =P

19-Cuando era pequeño me encantaban los sombreros, no salía a la calle sin uno. Me llamaban el niño de los sombreros. VERDADERO.

Esta me la han contado, porque era tan pequeño que no me acuerdo. Sombrero de copa, bombín, gorra de militar... Por lo visto hubo una temporada en la que me empeñaba en llevar sombrero al acompañar a mi madre a hacer la compra. El tendero del barrio me puso el mote. Siempre he sido un tío elegante, para qué nos vamos a engañar.

20-Cuando fui a firmar el contrato de mi último trabajo la chica de RRHH me dijo sonriente: “Bueno, pues empiezas a trabajar mañana. ¿Qué te parece?”. Yo contesté que prefería empezar la semana siguiente. Empecé a trabajar una semana después. VERDADERO.

"La cuestión es, Bob, que no es que yo sea vago. Es que no me da la gana".

Como diría JuanRa, “con dos cojonacos”. De esas cosas que dices sin pensar y con toda la naturalidad del mundo. Ni siquiera intenté que pareciese una coña, me salió del alma; la chica se quedó parada un momento, pero luego me dijo que pó fueno, pó fale.. Se conoce que no les corría prisa que me incorporase. Así me pude hacer a la idea de pasar todas las tardes del verano pasando compra en una centro comercial. Ains... Veranos que no volverán (tralarí, tralará).

¡Y fin! Seguro que ya no os acordáis de la respuesta a la primera pregunta. Normal XD ¡Ahora que hemos terminado con las respuestas veamos quién se lleva la chochona!

-El Zorrocloco de Bronce, con 15 aciertos sobre 21 preguntas y un peso de... Ah, no, que no es boxeo. Ehm... ¡Ah, sí! ¡Sara! Así me gusta, no esperaba menos ;)

-En segunda posición, logrando un meritorio Zorrocloco de Plata... ¡Rotskull! Para mí la gran sorpresa del concurso. 16 aciertos no está nada pero que nada mal, sobretodo teniendo en cuenta que ha participado gente que me conoce muy bien en la vida real. Respect!

-Y por último, en primera posición (aunque yo sólo quedé tercero en su versión del meme, lo digo antes de que lo diga él) con 17 aciertos y alzando el Zorrocloco de Oro... ¡Peibol!



El resto de la clasificación ha quedado tal que así:

4º puesto: Marvel e Inés.- 14
5º: H@n, Kurai y Cattz.- 13
6º: Anne, Fasgort y Nimbusaeta.- 12
7º: JuanRa y Biónica.- 11
8º: Abisal y Alioth.- 10
9º: Pecosa y Arald.- 9
10º: Ulises.- 8

La cosa ha estado bastante reñida, con una pregunta de diferencia separando cada posición. ¡Diplomas olímpicos para todos! Muchas gracias por haber jugado, ha sido curioso verme a través de vuestras respuestas y me he reído con algunos de los razonamientos que dabais. ¡Si alguno se anima a seguir el meme que me avise! =)