viernes, 29 de octubre de 2010

Verdades y mentiras

En un intento de no perder el ritmo de publicación (y como ya he resumido todo lo resumible y recopilado todo lo recopilable, es decir, toca sentarse a estudiar, y no quiero), he decidido agenciarme el meme que hizo Peibol hace tiempo en su blog. La mayoría conoceréis el funcionamiento, pero por si acaso lo explico: Bajo este texto hay 20 afirmaciones acerca de mi persona, algunas verdaderas y otras no tanto. ¿Os veis capaces de identificarlas todas? [Inserte aquí smiley desafiante].

¡Comienza el juego!

1-Cuando era niño, era tan, pero tan mono, que una ídem trató de raptarme en el zoo.

2-Pese a que no soy supersticioso, no me gustan los gatos negros, que me pasen la sal directamente, ni paso nunca por debajo de una escalera o edificio en obras. No es superstición, es precaución.

3-Antes de empezar este blog tuve un primer intento fallido. Un blog de fondo negro y letra blanca, en el que contaba mis penas al más puro estilo “querido diario”.

4-Soy un firme defensor del chándal y la ropa deportiva en general, y colecciono tenis (zapatillas de deporte). Hay una gran diferencia entre vestir así y ser un cani, yo soy la prueba.

5-Antes de entrar en la universidad, estuve en el ejército. Concretamente, en la Brigada Paracaidista de la Legión.

6-Tengo dos hermanos, pero nunca los nombro. No nos llevamos precisamente bien.

7-Encuentro estúpidos los juegos de mesa, sobre todo los del tipo Monopoly o Pictionary. Cuando en una reunión de amigos alguien saca alguno, acabo jugando simplemente por no ser la nota discordante. Señores, los videojuegos se inventaron en los setenta, E-VO-LU-CIÓN.

8-Si eres chica y llevas el pelo y/o lentillas de algún color raro (o de muchos colores raros), ya tienes la mitad del camino recorrido conmigo.

9-Encuentro el Derecho Civil y Patrimonial sorprendentemente interesante.

10-Una vez cogí la Dreamcast rota que un colega iba a tirar a la basura y la vendí en internet como una Play 2 con chip pirata. Iba a partir el dinero con mi amigo, pero me lo quedé todo y me compré el doble de cómics.

11-No quiero tener hijos porque creo que acabarían cayéndome mal. Los abandonaría en cualquier centro comercial si salieran la mitad de revoltosos que el hijo de mi vecina de abajo.

12-La primera vez que vi a Britney Spears, pensé que era la chica más sexy que había visto nunca.

13-La gente siempre me pregunta si soy sudamericano, por mi forma de hablar.

14-Soy tan vago para la cocina que en vez de abrir el pan para hacerme un bocata le doy un mordisco y luego me meto en la boca la loncha de lo que sea.

15-Todas las chicas con las que he estado las he conocido por internet (blog, Facebook, Badoo). No lo busco así, simplemente se da. Me parece más práctico que ligar en un bar.

16-Por mucho que la critique, cada vez que veo a Belén Esteban en la tele que me quedo hipnotizado viéndola.

17-La policía nunca, y repito NUNCA, me para en los controles cuando conduzco. He ido sin la L, bebido, y con seis personas en un coche de cinco plazas, y todo lo que he obtenido es un gesto rápido con la cabeza y un “Venga, sigue”.

18-La primera vez que usé el metro me pararon los de seguridad por colarme. No sabía que había que pagar (no vi a nadie con dinero en la mano ni había expendedoras de tickets por ningún lado), simplemente pasé detrás de una señora cuando las portezuelas se abrieron.

18 bis-La primera vez que usé el metro no supe cómo salir, porque no había ranura para validar el billete y pasar. Un yonki me tuvo que explicar que simplemente había que empujar el torno.

19-Cuando era pequeño me encantaban los sombreros, no salía a la calle sin uno. Me llamaban el niño de los sombreros.

20-Cuando fui a firmar el contrato de mi último trabajo la chica de RRHH me dijo sonriente: “Bueno, pues empiezas a trabajar mañana. ¿Qué te parece?”. Yo contesté que prefería empezar la semana siguiente. Empecé a trabajar una semana después.

Fácil, ¿verdad? ¡Espero vuestras respuesta en los comentarios! (La moderación de comentarios está activada para que no vean las respuestas de los demás, así que no se extrañen si no aparece el comentario al darle a publicar ;)

viernes, 22 de octubre de 2010

Ka-ba-lah

Buah, no veáis la pereza que me da últimamente saber que tengo que actualizar el blog... Además, tampoco es que me estén pasando muchas cosas divertidas que contar; soy el único de los que conozco que no está trabajando o yendo a clase, así que me quedo por la biblioteca de mi barrio preparándome la asignatura que me queda para terminar la carrera, por lo que entenderéis que el nivel de anécdotas susceptibles de contar en el blog sea bastante bajo. A no ser que querer estrangular al par de Bratz que han descubierto la sala de estudio de mi barrio (que contra todo pronóstico es un sitio perfecto para estudiar, silencioso, iluminado y limpio) y no dejan de cotillear y ponerse vídeos en el portátil cuente como anécdota, en cuyo caso tengo un buen par XD

Todavía me parece asombroso que vaya a tener un título universitario, aunque sea una diplomatura y no una licenciatura. Si alguien me lo hubiera dicho hace cuatro años, habría contestado algo así. Y no porque sea corto de entendederas, sino porque ninguna carrera me llamaba lo suficiente y era incapaz de verme consiguiendo un objetivo tan a largo plazo sin cambiar de opinión y dejarlo a medias. Supongo que he madurado. Ahora cuando me aburro me pongo a hacer cábalas sobre lo que haré si apruebo el examen de noviembre. Me gustaría continuar estudiando fuera, y tengo claro qué tipo de máster quiero, pero no sé cuál de toooodos los que se ofertan ni en qué ciudad. Ni qué hacer entremedias, que de diciembre a octubre va un trecho. Buscar un trabajo aquí significa tener que aguantar toda la mierda de mi madre día sí, día no; pero largarme a buscar uno fuera implica el riesgo de verme con una mano atrás y otra delante en algún otro punto de España. Y dado que desde el momento en que ponga un pie fuera de esta casa mi madre piensa convertir mi cuarto en el dormitorio de su marido, el día que por fin coja pista quiero que sea algo definitivo, y no mirar atrás jamás.

Cuando el Zorro se aburre... hace cábalas XD

Y como el post ha quedado así asá, os dejo un vídeo simpático de regalo, cortesía de Sara: