martes, 20 de julio de 2010

Droy

Se me hace raro volver a hacer limpia en el cuarto cuando no hace ni un mes de la última. Esta vez lo que toca es guardar fotos, postales, cuadros y demás. Un año da para un montón de buenos recuerdos, y sé que eso me lo llevo. Igual que espero dejarlos.

Lo único que queda ahora en la pared es el corcho y el mapa de Europa. Este verano íbamos a ponerle tantas rayas que acabaría pareciedo un mapa de Maradona, pero al final no podrá ser. Lo dejo como recordatorio de todas las cosas que aún quedan por hacer.

Amunt, xicoteta.

(Lo sé, mi valenciano es igual de penoso que hace un año XD).