domingo, 29 de noviembre de 2009

La viñeta dominical - Crepúsculo

Hale, pa' quitarnos el sabor agridulce del último post, y por petición popular (de Pecosa^^), dos viñetitas sobre el fenómeno teenager (y no tan teenager, pero eso daría para otro chiste gráfico) de este año: Teenage Mutant Vampiros Adolescentes Que Brillan.




Muchas gracias a H@n por el apoyo técnico y la paciencia, sobre todo (soy un inútil con los programas de edición de imágenes XD). Como quiero que esto llegue a la mayor cantidad posible de fans y de ese modo tener feedback, también añadiré que: edward cullen bella swan jacob desnudo jacob tablerone edward protector solar matar a bella crepusculo luna nueva vampiros hombre lobo pastel al salir de clase jacob doggy style bella retrasada crepusculo mierda parodia.

Chin-púm!

miércoles, 25 de noviembre de 2009

La chica de la mariposa

He aquí una de esas historias en las que metes la pata hasta el fondo de la forma más inocente, y luego te tiras del pelo diciendo: “¿pero por qué cojones habré abierto la boca?”. Una de las metidas de pata que peor sabor de boca me han dejado nunca. Comencemos:

Me imagino que la mayoría ve House. O por lo menos lo conocen. Si no por la serie, por los horribles anuncios que hacía para Schweppes (señores de Schweppes, en serio: ¿tienen dinero para contratar a Hugh Laurie y no para pagar a un guionista? Por favor). Y que conste que no tengo nada contra este hombre, me parece muy buen actor... Pero la serie me revienta. Para empezar, es lo mismo capítulo tras capítulo. Mirad, sin entrar en muchos detalles:

Aparecen dos fulanos al principio, uno tosiendo y enfermo y otro fresco como una rosa. De repente, al que está sano se le vira un cable y se va al suelo. Dentro música. A partir de ahí:

1) Aparece House insultando a alguien.
2)Aparece la morena para decirle que hay un caso curioso.
3)House le dice que se vaya a la mierda.
4)House insulta a alguien.
5)La morena le dice que hay un caso molón que sólo él puede resolver.
6)House se droga.
7) House hace un comentario sobre las tetas de la morena (totalmente de acuerdo con esto, por otra parte).
8) House ve que el paciente del caso molón respira. Eso le intriga.
9) Le hacen una TAC (que por lo visto se escribe en femenino, porque es una tomografía).
10) Al paciente se le para el corazón. Lo reaniman.
11) Diagnóstico diferencial.
12) Al paciente se le para el corazón. Lo reaniman.
13) Como no saben qué tiene, le meten una aguja enorme en la base de la espalda.
14) Al paciente se la para el corazón. Normal, por otra parte, si te apuñalan la puta columna vertebral.
15) Lo reaniman.
16) House llama negro al negro.
17) House le recuerda a la tía que es una blanda y una sentimental.
18) Más diagnóstico diferencial. No es lupus.
19) Al paciente se la para el corazón.
20) House ve un pájaro volando por la ventana. Se levanta, corre (es un decir), se mete en la habitación del paciente y le pincha una jeringuilla en el pecho.
21) El paciente se cura.
22) House insulta a alguien.

De los 22 puntos descritos, hay al menos 19 que se dan en TODOS los capítulos. A mi me aburre, personalmente. Habrá a quien le encante, también lo respeto. Lo que ya no me creo es que a alguien le caiga bien House. No, no me lo creo. Si no, nadie se quejaría nunca de lo mal que lo trata su médico, del poco caso que le hace, el poco tiempo que le dedica o cómo pasan del culo de uno. Simplemente sonreiríamos y diríamos: “Mi médico me ha dicho (mientras se tomaba unas pastis) que soy un gordo de mierda al que no se le empalma y que por eso mi mujer me pone los cuernos. Luego me ha sacado de la consulta a hostias y me ha escupido en la cara. ¡Qué gran tipo! Creo que voy a venir a verle todas las semanas”. House es un gilipollas y un hijo de la gran puta, y que no lo hayan lisiado de verdad (esto es, las dos piernas rotas, la columna destrozada y postrado en un silla de ruedas para el resto de su vida) es uno de los grandes misterios de la televisión.

El caso es que, aunque no lo veo, tenía a principios del curso pasado una compañera que era adicta a la serie. Cada vez que alguien decía que se encontraba mal, que le dolía la cabeza, o simplemente estornudaba, ella chasqueaba los dedos y decía: “¡Eso va a ser lupus!”. Tanto lo repetía, que al final me lo pegó (sin saber siquiera que la frase era de una serie de la tele). Vale, hasta ahí claro. Ahora avancemos unas semanas, hasta la fiesta de cumpleaños de N.

Aclaremos antes de seguir que yo conocí a N de fiesta, lo típico de te haces una foto por la coña, intercambiáis msn para que te la pase, empiezas a hablar, te la sigues encontrando por ahí, y al final coleguitas. Sin embargo a sus amigos casi no los conocía. Pero yo, como donde me invitan voy, allí que me planté en la fiesta y empecé a presentarme a todo el mundo. Al rato trabé conversación con una chica muy mona amiga de N, que resultó también tener pareja a distancia. Acababa de terminar su FP e iba a Madrid a dar con su chico. Para casarse. Yo estaba alucinado.

Z.- ¡Qué me dices! ¡Eso sí es amor! Qué va, qué va, yo matrimonio... quita, quita..

L.- Ya ves... ¿Y tú qué? ¿Qué estudias, qué haces?

Y así seguimos hablando casi una hora. Una chica muy agradable. Hasta aguantó mi explicación sobre qué cojones estudio (en serio, nadie conoce mi carrera XD). El caso es que en un momento dado de la conversación la chica cerró los ojos con gesto de dolor, y sentada como estaba se dobló sobre si misma. Yo solté la cerveza e intenté incorporarla.

Z.- ¡Ey! ¿Estás bien? ¿Llamo a alguien?

Pasados unos momentos, dejó de hacer muecas y relajó el cuerpo. Volvió a sonreír.

L.- No, no... No, estoy bien. Gracias -mientras se abanicaba con la mano y sonreía nerviosa.

Y sí, lo que estáis pensando. Justo en ese momento, imbuido por el espíritu de mi compañera la House-adicta, chasqueo los dedos y riendo, exclamo:

Z.- ¡Eso va a ser lupus! ¡Ja, ja, ja!

Nunca se me olvidará cómo se le borró la sonrisa de la cara a la pobre chica. Pasados unos segundos, abrió la boca y dijo:

L.- ¿Cómo sabes que es eso lo que tengo?

Silencio.

Más silencio.

Aún más silencio.

Z.- Me estás vacilando...

L.- No, tengo lupus. ¿Quién te lo ha dicho?

Yo sonreía a medias. Ella seguía seria.

Z.- No te creo, me estás tomando el pelo.

Justo en aquel momento pasó N por allí buscando vasos.

N.- ¿Cómo lo estáis pasando, chicos?^^

L.- N, ¿cómo se llama mi enfermedad?

N puso cara de WTF durante un instante. Me miró, miró a su amiga y dijo:

N.- Ehh... Lupus. ¿Por?

Pasé los siguientes cinco minutos disculpándome, sintiéndome completamente idiota y pensando para mí: “¿¿Pero qué cojones es el lupus?? ¿¿Pero eso no es lo de los hombres lobo, joder??”. Ya os digo que no veía la serie. Para el que tampoco tenga idea, aquí dejo el enlace: lupus.

Como podéis imaginar, el tono de la conversación cambió drásticamente. Resultó que se iba a Madrid para casarse con su novio porque el diagnóstico médico no era nada favorable, y quería pasar con él el máximo tiempo posible, como su esposa. Que no solía salir mucho de fiesta, porque se agotaba, y que no podía maquillarse, porque su piel reaccionaba muy mal a ello. Pero como el cumple de N era una ocasión especial, había dejado que las chicas la pintaran un poco, para ocultar las manchas de su piel. Fijándome mejor, me di cuenta de que tenía una mancha en forma de mariposa en la cara, algo que según leí más tarde esa noche (lo primero que hice cuando llegué a casa fue meterme en internet para informarme) es bastante común. Creo que, curiosamente, fue eso lo que más me impactó de todo, que se hubiera dejado maquillar como algo especial. Sonó tan... triste.

Afortunadamente era un encanto de chica y no se tomó a mal mi metedura de pata, aunque evidentemente la conversación no volvió a ser como antes. No podía dejar de pensar que se estaba muriendo (aunque técnicamente, yo también, pero no es lo mismo), lo guapa, simpática y joven que era, y lo injusto que resultaba todo. Al poco se fue, cuando los demás decidieron seguir la fiesta en los bares, porque prefería descansar un poco. Me despedí de ella, le volví a pedir perdón, y ella se echó a reír. Me dijo que no fuera bobo. Me deseó suerte con Anne, y yo a ella con todo.

No sé por qué hoy me ha venido a la mente. Espero de verdad que esté ahora mismo en Madrid, disfrutando a tope con su marido, y sin ponerse maquillaje. Seguro que sin él también está preciosa.

sábado, 21 de noviembre de 2009

¿No querías Ágora? Pues toma dos tazas

Anoche fui a ver Ágora, junto a Cattz, su Mejoramigo, y David, un tipo de lo más simpático que colabora en el ya ultrafamoso proyecto del Monstruo del Sebadal. Si no lo conocen, corran a ver los tráilers en Youtube y se librarán del golpe de remo. Incluso se pueden hacer amiguitos del Monstruo por Facebook y todo.

El caso es que cometimos un error de principiantes nada más comenzar la noche: invocamos el Yuyu Malo.

-Espero que la gente se comporte. No hay nada que más rabia me dé que gente hablando en el cine.

-Eso cuando no reciben una llamada y se ponen a hablar por el móvil. Me he gozado cada conversación...

-Yo he tenido que llegar a salir de la sala a por el acomodador...

-El otro día fui a ver Rec 2, y jamás había visto algo parecido... Toooooda la sala hablando.

Etc., etc., etc. Tan entretenidos estábamos en esto, que ni cuenta nos dimos de la hora. De todos modos hubiéramos llegado a tiempo al cine si dos de las tres entradas al mismo no hubieran estado cerradas. Incluso podríamos haber llegado antes de que terminasen los tráilers de no ser por las hordas de Crepusculitos que se hacinaban en las colas. O si, como dijo David, la gente fuera decidiendo en la cola lo que quiere ver, en vez de discutirlo en la taquilla. Para aquel entonces yo ya empezaba a sospechar que algo raro ocurría con el continuo espacio-tiempo; sospechas que se vieron confirmadas cuando, al llegar el turno a la pareja que nos precedía, el tipo se acodó en el mostrador y empezó:

-Disculpe... ¿2012 de qué va? Así, un pequeño resumen. ¿Esa es la española? ¿Y la otra? Aquella, el cuarto cartel empezando por la derecha...

Para que os hagáis una idea, cuando nos pusimos a la cola decidimos cambiar Ágora por Celda 211, que empezaba veinte minutos después, y casi no llegamos. Cuando por fin nos tocaba a nosotros, oí a Cattz gritar: “¡Cuidado!”, y moverse con reflejos felinos para interceptar a un colón. Una niña de unos trece años que nos miraba con cara de pena.

-No quiero colarme, sólo devolver una entrada, de verdad...

Estoy seguro de que Cattz hubiera podido con ella, pero no nos sobraba el tiempo.

Para no romper el hilo de la noche en la sala se produjo el típico efecto en cadena de “hay-alguien-en-mi-sitio-bueno-pues-me-siento-aquí-mismo”. Efecto que, de haberse vendido entradas suficientes, llega a su punto culminante cuando alguien dice: “Y una mierda voy a sentarme yo en la primera fila”. Ahí es cuando aparece el acomodador, hay una breve discusión, alguien se rebota, mucha gente se cambia de sitio, y al final tenemos un par de minutitos más de peli cojonudos.

Pero, soprendentemente, a partir de ahí todo bien. La peli interesante y la gente de lo más educada. Nah, es coña; hubo por lo menos tres llamadas teléfonicas y varios chavales comentando las dos horas y pico de película y poniéndome de los putos nervios, de paso. Pero claro, eso es lo que ocurre cuando tientas al Yuyu Malo. Que hace todo lo posible por regalarte entradas para el blog.

jueves, 19 de noviembre de 2009

Grandes respuestas de la historia

Escuchado ayer en la parada del tranvía (ya sé que pone bus, pero es lo que los creadores llamamos licencia artística, ¿vale?). Me hizo muchísima gracia, y como cuando llegué teníamos hora libre...

Intentaré que la próxima sea ya con la tableta gráfica, que la guardé el otro día en la caja para que no siguiera cogiendo polvo... =/ (no me pegues, H@n XD)

domingo, 15 de noviembre de 2009

Fin de semana en Dublin - Datos y hechos

Dublín es una ciudad que enamora. Pese al frío y el tiempo en general, posee una belleza y una vidilla increíble para un sitio tan pequeño. Y si sales de la ciudad y te adentras un poco en el campo, se te va a caer la mandíbula al suelo. El campo es precioso. Si queréis leer un buen resumen de lo que hicimos en el viaje, podéis pasaros por donde H@n y echar un vistazo. De lo que trata este post es más bien de los detalles. Los sitios donde fuimos, las cosas qué vimos, lo que recomendamos... Y precios, que es lo que siempre interesa cuando uno lee sobre un viaje. Con suerte podrá servirle como guía a alguien que esté pensando en darse una escapada de fin de semana a la capital irlandesa como hicimos nosotros.

Así que allá va: guía de fin de semana en Dublín:

Cosas que recomendamos:

Avalon House.-


Ofrece mucho por un precio bastante justo, siempre y cuando compartas habitación, y eso es exponerse a los ronquidos, olores raros, entradas y salidas a horas intempestivas y demás. Sin embargo, las habitaciones dobles o individuales disparan el precio de un modo absurdo, y no valen lo que cuestan. Eso sí, tanto el personal como los clientes muy educados y buenrollistas. Además, si reservas con ellos, te pagan los 2,20 € del billete de guagua desde el aeropuerto. Comedor y cocinilla para uso de los huéspedes, sala de ocio con tele, biblioteca y pin-pón; internet gratis; duchas y baños limpios; desayuno gratuito (muesli y Weetabix, leche, café o té, jugo de naranja, pan de molde blanco o integral, mermelada y mantequilla). ¿Qué más quieres?

Temple Bar.- Esto no necesita recomendación ninguna, creemos. Será todo lo típico y turístico que queráis, pero no se puede venir a Dublín sin tomar una pinta de Guinness allí. Y si es con música en directo, mucho mejor. Además, el precio no fue tan excesivo como pensábamos, si acaso 50 céntimos más por pinta que en otros pubs. Un local bastante amplio, siempre lleno, con techos bajos (y una especie de patio interior para fumadores, “The smokers' garden”) y entrada desde varias calles. Totalmente decorado con motivos con publicidad y demás de Guinness. Como curiosidad, tiene al lado su propia tienda de souvenirs XD

De todos modos, cualquier pub de la zona de Temple es una buena elección. Casi todos tienen ese aire típico que espera uno de un pub irlandés, y también acompañamiento musical. De hecho, era sorprendente ver la cantidad de músicos que había tocando en plena calle. Totalmente meritorio con el frío que hacía, no sé cómo podían tocar la guitarra con los dedos totalmente entumecidos como los tenía yo.

Pubs visitados: el Temple, The Ha'penny Inn (tocaba un trío de música folk muy bueno, tan de la tierra que no se les entendía un carajo cuando hablaban) y Restaurant Royale, el menos típico, pero más lleno de irlandeses. Precios más asequibles y muy buen café irlandés.

Dublin free tour.- Tanto si venís a estar un tiempo como sólo unos días, deberíais reservar 3 ó 4 horas de una mañana para realizar un tour guiado por Dublín. Es un tour gratuito que se basa en el sistema de propinas a los guías si te ha gustado el paseo, y la verdad es que se lo trabajan para ganarse la propina. Nuestra guía resultó ser una chica espídica poseída por el espíritu de Leticia Sabater, pero encantandora y muy amable, y al final se le cogía cariño y todo. Nos dio un repaso rápido por la historia de Irlanda y nos explicó las historias tras los monumentos y edificios que visitamos. Terminamos el tour con la sensación de haber aprovechado al máximo el tiempo. Eso sí, llevad zapatos cómodos, porque vais a callejear que da gusto (que es lo que bueno, y además os dará ideas para salir luego).

Sitios que visita el tour.- City hall (salida de aquí a las once de la mañana) – Castillo de Dublin, o más bien una plaza mayor con una torre con 1100 años de antigüedad – Christ Church. Por lo visto posee unas impresionantes catacumbas de pago que nos faltaron por ver. Marcado para una próxima visita – Viking/Medieval area. No esperéis ver restos de la época vikinga porque recientemente el gobierno se los ha cargado para poner unas oficinas, pero os explicarán algo de la historia e influencia de ese pueblo en Irlanda. Muy interesante – Parada en Essex street para tomar un café. Hay una tienda de cómics cerca. Cuidado con de Queen of tarts, que el pastel de manzana que compró H@n tenía dentro... En fin, pobreta, todavía se revuelve. Pero a mí me dieron un muffin gratis que estaba bueno XD – Temple Bar. Por lo visto por la tarde hay otro tour que recurre tres pubs de la zona, pero ese no lo recomiendo. Hay que pagar 12 euros y, la verdad, no creemos que nadie necesite ayuda para ir de bares – Ha'penny Bridge, el puente de hierro fundido más antiguo del mundo – O'Connell Bridge, uno de los puentes más anchos que largos del mundo (es bastante curioso. Desde allí veréis la estatua de O'Connell, político nacionalista irlandés que hizo historia al obtener representación en el parlamento, y también el Monumento a la Luz, un jodido palo enorme feo de cojones – Trinity College, o “cómo dejar los campus españoles a la altura del betún – Leinster House (zona de museos) – St. Stephen's Green, mayor parque de Dublín y final del recorrido. Tiempo total: unas tres, quizá tres horas y media.

Leo Burdocks.-


Famosísimo fish & chips de la capital irlandesa, tienen colgado en la fachada un cartel con la lista de famosos que han comido allí, y la verdad es que es sorprendente, teniendo en cuenta que es practicamente un puestito de comida para llevar en la pared. Yo tenía mis reservas respecto a eso de comer pescado frito grasiento de un cono de papel, pero la verdad es que estaba de putísima madre. Con 9 euros comimos los dos un bacalao fresco buenísimo, rebozado y frito con un leve toque de vinagre, y abundantes papas fritas (de las de verdad). Imposible hacer la foto más pequeña, por cierto XD

Chester Beatty Library.- Museo gratuito (abierto hasta las cinco de la tarde, ojo), con una colección impresionante de incunables y libros antiguos. Si os gustan estas cosas, vais a flipar. Tienen la segundo mayor colección de coranes del mundo. Coincidimos con una colección de objetos de Japón y la China imperial, casi todo pequeñas botellitas y accesorios, como cajitas para rapé; y cosas relacionadas con los inicios de la imprenta. Había incluso una armadura samurai japonesa que, la verdad, era jodidamente alucinante. Una pena que no dejaran sacar fotos.

Glendalough.-




Impresionante paraje natural, donde descansan las ruinas de una antigua población fundada por San Kevin en el siglo VI y destruida por tropas inglesas en torno al 1200 (estos ingleses siempre igual). Recomendamos la visita si tenéis tiempo para pasear con calma, mejor entre semana para evitar las aglomeraciones de turistas y apañándoos con las guaguas para evitar los tours turísticos. Los que ofrecen visitas a escenarios de películas os decepcionarán un poco. Hablamos desde la experiencia de Over the top tours, que por aquí hemos oído de uno llamado Wild Wicklow que por lo visto no está tan mal. Pero si sois como nosotros, de los que disfrutáis yendo a vuestra puta bola, mucho mejor que paséis de los tours. Ahorraréis dinero y lo pasaréis mejor.

Paseos nocturnos.- No es difícil si venís en esta época del año, porque oscurece a las cuatro y media de la tarde como mucho. Pero la verdad es que la ciudad cambia totalmente, y vale muchísimo la pena. Una gran cantidad de edificios tienen iluminación en la fachada, creando bonitos efectos de luz con la arquitectura típica. Además, la cantidad de neones y luces de pubs y restaurantes le dan un colorido digno de foto.

Molly Malone.-


Si alguna vez habéis escuchado a los Dubliners, sin duda conocéis a Molly Malone, protagonista de una de las canciones irlandesas más famosas. Vendedora de berberechos y mejillones de día y dama de compañía de profesores y alumnos del Trinity College de noche, la dulce Molly continua paseando su carro y mostrando sus encantos en Suffolk Street. Para mí tiene un significado especial porque me harté a cantar la canción en una asignatura de Filología inglesa. Para H@n la tiene porque le hice salir otra vez del hostal después de andar todo el día del tingo al tango sólo para sacarnos unas fotos con la estatua XD Al final le cogió cariño y todo, conste.

Ireland en perras gordas (uséase, lerus)

Billetes del Zorrocloco.- 72€

Billetes de H@n.- 90

Hostal.- 34 €/persona habitación doble. 10 €/persona habitación de doce camas (recomendado)

Bus aeropuerto-Dublín.- 2,20 c/u (al irte, al llegar te devuelven el dinero en el hostal donde nos quedamos)

Free tour.- 5 € los dos. Nos dio pena, pero tampoco queríamos gastar mucho. Había puretas soltándole billetes de 20 €, lo que es tener pasta, joder.

Glendalough tour.- 21 € por persona, siendo estudiante. 32 si no, creo. Para nada recomendado.

Armario para guardar el equipaje en el hostal.- 1 €/día (depósito de 8 €). También disponen de un armario gratuito comunal cerrado con candado. Pero claro, cualquiera puede decir que tiene algo dentro y llevarse lo tuyo. Sin embargo, no creemos que sea algo que se estile. Nosotros dejamos ahí las mochilas el primer día sin problemas.

Pintas.- 5 € la unidad. 12 € un six-pack de Budweisers de medio litro para la fiesta de CS.

Comida.- Fish & chips 8'90 €. De resto, McDonald's y Hungry Henry's, precio parecido al de los menús aquí. Ojo, porque en McDonald's es donde único aceptan tarjetas, por lo visto. Que quisimos comer en un Burriking y no nos dejaron. Comida en el viaje a Glendalough: 7 € cada uno por unos simples sandwiches rarunos.

Souvenirs y chorradas varias.- 15 €

Reimpresión del billete del Zorro en el mostrador de Ryanair.- 40 € (grrrrrrrr!!)

Total.- 416'3 € – 208'15 € por cabeza. Pero fácilmente podríamos haberlo hecho por 150 € c/u eligiendo habitaciones compartidas para los dos días y si no hubiera perdido el billete. Ese es el presupuesto máximo que queremos gastar en nuestro próximo viaje. Que será después de enero, no somos ricos XD Por suerte hicimos un muy buen negocio al vender las entradas de Muse y en realidad nos salió mucho más barato^^

Consejos y datos varios:

-Si viajáis con Ryanair, imprimid el billete al menos dos veces, y guardadlo en sitios distintos. O tres XD

-No os fiéis del vídeo del hostal que dice que en trece paradas llegáis desde el aeropuerto a Avalon. En trece paradas no estáis ni en Dublín.

-No os deprimáis si no entendéis a nadie. Es como si un inglés se metiera en el barrio de Chiclana (un saludo para todos los sevillanos). Lo que hablan allí no se sabe muy bien qué es. Tampoco tienen un oído especialmente abierto (No es que seamos bilingües ni nada por el estilo, pero nos manejamos con el idioma. Aún así, H@n con sus cuatro años de EOI y yo con mis dos de Filología inglesa nos las vimos y deseamos en algunos momentos. Frustrante. Pero bueno, a la tercera ya se enteraban de qué coño querías). Un ejemplo tonto: en vez de decir “thanks” (/zánks/, pa entendernos), dicen “tanks” (tal cual, “tanques”). Thirty es “tirti” y así todo. Un lío.

-Es sorprendente la cantidad de sin techo que hay en la ciudad. En serio, no sé cómo aguantan el frío. Por la noche eran señores mayores con pinta de eso, de sin techo, pero por las mañanas eran chicas jóvenes y bastante arregladas, a veces con algún niño bien abrigado. Raaaaro, raaaaro. Sin embargo, Dublín nos pareció una ciudad de lo más segura, y allá que nos metíamos por cualquier recoveco que nos llamase la atención. Así vimos a unos chavales bebiendo y armándola en un callejón mientras otro amenizaba el botellón tocando la gaita. Surrealista total, pero tocaba muy bien =)

-Fuera de Temple Bar las cosas están un poco más baratas. Si queréis mezclaros con la gente del lugar, elegid los pubs que menos pinta de típicos tengan.

-CUIDADO AL CRUZAR. No, en serio. Por mucho que os lo diga, penséis en ello e incluso lo leáis escrito en el piche de la calle, vais a mirar al lado que no es. No vais a lograrlo hasta el segundo o tercer día, tratad de sobrevivir hasta entonces con aquello que nos decían nuestras madres de mirar dos veces hacia cada lado antes de cruzar.

-Siguiendo con lo de antes: cuidado con los pasos de peatones. Cuando veáis que se ponen en verdad, CORRED. No duran así ni cinco segundos. Esto no es una exageración, es totalmente verídico. Corred como gacelas.

-Muchas cosas cierran temprano (ej: los museos cierran a las cinco). Ojo a eso. Si queréis aprovechar bien el día, empezad temprano.

-No os fiéis demasiado del transporte público. Acostumbra a retrasarse bastante (nosotros esperamos casi 45 minutos de noche cerrada y a 5º a que apareciera la 16A (que por cierto, es la línea que une el centro de Dublín con el aeropuerto), y de eso estamos malos los dos. Además, debéis llevar el importe exacto para el viaje, porque las máquinas no devuelven cambio. Tenéis que ir a pedirlo a la estación de guaguas y, ¿quién tiene tiempo de hacer eso estando de vacaciones? Nosotros ya íbamos sobre aviso y llevábamos calderilla, pero como os pille con sólo un billete de 10 €, os va a doler en el alma.

-Los irlandeses son muy educados. Tienen el sorry y el tanque en la boca a cada momento. ¿Simpáticos? De todo vimos. Tienen más sentido del humor y son menos estirados que los ingleses, eso sí. Lo cual tampoco es decir mucho, ahora que lo pienso XD

-Hablando del sentido del humor irlandés, una cosa curiosa que me pasó. En los dos museos a los que entramos (la Chester Beatty Library y el museo de arqueología, uno en cada punta de la ciudad), pregunté en el mostrador de información si estaba permitido entrar cámaras. En los dos casos el tipo me sonrió y me dijo exactamente lo mismo: “Permitidas están, lo que no puedes es sacar fotos”. Olé XD

-Cuidado con lo que decís en castellano, que en Dublín hay casi tantos españoles como irlandeses. De hecho, somos la tercera minoría de la ciudad, tras polacos y portugueses/brasileños.

Y creo que no me he dejado nada, así que aquí terminar esta edición de: “Datos y hechos”. Próximamente más, no cambien de canal.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

The Big Google

Iba a postear hoy una miniguía sobre Dublín (la parte narrativa del viaje la podéis encontrar donde H@n), pero acaba de pasarme una cosa la mar de curiosa.

Veréis, tanto H@n como yo nos hicimos hace poco unas cuentas en Couch Surfing, una especie de Facebook para viajeros donde, prácticamente estés donde estés, puedes encontrar a alguien que te ofrezca alojamiento o, cuanto menos, pasar un rato contigo tomando algo o enseñándote la ciudad. Es una explicación un poco pirata del espíritu de la página, pero para esta historia nos vale.

El caso es que antes de ir a Dublín H@n contactó con un chef argentino que trabaja en la ciudad; intercambiaron teléfonos y el chico dijo que lo llamáramos sin mosca para salir por ahí. Y lo hicimos. Resultó que ese día un español (maño, para más señas) daba una fiesta de CS en su casa, y acabé hablando de fútbol con un francés y un brasileño, explicándole a un irlandés que ya no tenemos águilas en la bandera española (la cara que puso el pobre cuando le dije de qué era esa bandera XD), y comentando con una chica Massachusetts que a los irlandeses no hay quien les entienda. Pero eso es otra historia, sólo para daros envidia. El caso es que el chaval argentino vivió cinco años en Tenerife cuando era pibe yendo a un colegio de mi barrio, y me pidió que, si tenía tiempo al volver a la isla, buscara a un viejo amigo suyo cuyo padre tenía una tienda en cierto sitio de Santa Cruz. Por lo visto habían sido uña y carne, pero con el tiempo y la distancia (el argentino ha vivido en mil sitios, el cabrón) habían perdido el contacto.

A mí me pareció muy bonito reunir a dos viejos amigos, así que apunté su nombre y el de la tienda, los datos del argentino, y allí que me fui esta tarde. Hay tres tiendas de la clase que me dijo el chico en esa calle, y curiosamente dos de ellas se llaman del mismo modo, pero en ninguna habían oído hablar nunca del amigo del argentino. Aún así di vueltas por las perpendiculares, preguntando. Sin suerte.

Ahora mismo iba a mandarle un mail al argentino para decirle que lamentablemente la tienda ya no se encuentra en ese sitio y no tengo modo de contactar con el colega, cuando se me ha ocurrido poner su nombre en Google.

Diez segundos después no sólo tenía su nombre, sino su número de DNI y dirección postal, cortesía de un BOP de hace dos meses. Si lo llego a saber, ni me molesto en patearme las calles como un vulgar novato. Ahora siento un poco menos de respeto por la policía, sinceramente.

Aaaaah, tanto poder en mis manos... ¡Llámame jjjaaquer, nena! < /Austin Powers>

P.D.- Seriously, be afraid: The Big Brother is already here XD

domingo, 1 de noviembre de 2009

¿En qué año me dijiste que estamos?

Situación espacio-temporal: Tenerife Espacio de Artes, hace unas horas.

El Zorrocloco entra en la biblioteca. Desperdiga las cosas y se dirige al mostrador.

Zorrocloco.- ¡Hola, qué tal! Quería hacerme el carnet de la biblioteca.

El chico me sonríe.

Chico.- Eso te lo hacen las chicas, de lunes a viernes.

Miro alrededor. No hay nadie más en el mostrador.

Zorrocloco.- Ahm... ¿No me lo puedes hacer tú?

Chico, sacudiendo la cabeza.- Es de lunes a viernes.

El chico se me queda mirando. Yo lo miro. Aquí nos está fallando la comunicación. Pruebo una vez más.

Zorrocloco.- ¿Y la chica cuándo va a venir?

El chico frunce el ceño antes de contestar. Lo hace muy despacio.- El lunes. De lunes a viernes.

Me encojo de hombros, le doy las gracias, y vuelvo a mi sitio pensando que, de todas formas, el TEA hacía bien contratando a gente discapacitada. Todavía tardé un rato en darme cuenta, no creáis. Si es que últimamente los días no me dan pa' ná...


P.D.- Off-topic. ¿Alguien más vio en las noticias de A3 hace unos días los mismos vídeos de modelos del post anterior? Deberían contratarme como becario XD