miércoles, 25 de noviembre de 2009

La chica de la mariposa

He aquí una de esas historias en las que metes la pata hasta el fondo de la forma más inocente, y luego te tiras del pelo diciendo: “¿pero por qué cojones habré abierto la boca?”. Una de las metidas de pata que peor sabor de boca me han dejado nunca. Comencemos:

Me imagino que la mayoría ve House. O por lo menos lo conocen. Si no por la serie, por los horribles anuncios que hacía para Schweppes (señores de Schweppes, en serio: ¿tienen dinero para contratar a Hugh Laurie y no para pagar a un guionista? Por favor). Y que conste que no tengo nada contra este hombre, me parece muy buen actor... Pero la serie me revienta. Para empezar, es lo mismo capítulo tras capítulo. Mirad, sin entrar en muchos detalles:

Aparecen dos fulanos al principio, uno tosiendo y enfermo y otro fresco como una rosa. De repente, al que está sano se le vira un cable y se va al suelo. Dentro música. A partir de ahí:

1) Aparece House insultando a alguien.
2)Aparece la morena para decirle que hay un caso curioso.
3)House le dice que se vaya a la mierda.
4)House insulta a alguien.
5)La morena le dice que hay un caso molón que sólo él puede resolver.
6)House se droga.
7) House hace un comentario sobre las tetas de la morena (totalmente de acuerdo con esto, por otra parte).
8) House ve que el paciente del caso molón respira. Eso le intriga.
9) Le hacen una TAC (que por lo visto se escribe en femenino, porque es una tomografía).
10) Al paciente se le para el corazón. Lo reaniman.
11) Diagnóstico diferencial.
12) Al paciente se le para el corazón. Lo reaniman.
13) Como no saben qué tiene, le meten una aguja enorme en la base de la espalda.
14) Al paciente se la para el corazón. Normal, por otra parte, si te apuñalan la puta columna vertebral.
15) Lo reaniman.
16) House llama negro al negro.
17) House le recuerda a la tía que es una blanda y una sentimental.
18) Más diagnóstico diferencial. No es lupus.
19) Al paciente se la para el corazón.
20) House ve un pájaro volando por la ventana. Se levanta, corre (es un decir), se mete en la habitación del paciente y le pincha una jeringuilla en el pecho.
21) El paciente se cura.
22) House insulta a alguien.

De los 22 puntos descritos, hay al menos 19 que se dan en TODOS los capítulos. A mi me aburre, personalmente. Habrá a quien le encante, también lo respeto. Lo que ya no me creo es que a alguien le caiga bien House. No, no me lo creo. Si no, nadie se quejaría nunca de lo mal que lo trata su médico, del poco caso que le hace, el poco tiempo que le dedica o cómo pasan del culo de uno. Simplemente sonreiríamos y diríamos: “Mi médico me ha dicho (mientras se tomaba unas pastis) que soy un gordo de mierda al que no se le empalma y que por eso mi mujer me pone los cuernos. Luego me ha sacado de la consulta a hostias y me ha escupido en la cara. ¡Qué gran tipo! Creo que voy a venir a verle todas las semanas”. House es un gilipollas y un hijo de la gran puta, y que no lo hayan lisiado de verdad (esto es, las dos piernas rotas, la columna destrozada y postrado en un silla de ruedas para el resto de su vida) es uno de los grandes misterios de la televisión.

El caso es que, aunque no lo veo, tenía a principios del curso pasado una compañera que era adicta a la serie. Cada vez que alguien decía que se encontraba mal, que le dolía la cabeza, o simplemente estornudaba, ella chasqueaba los dedos y decía: “¡Eso va a ser lupus!”. Tanto lo repetía, que al final me lo pegó (sin saber siquiera que la frase era de una serie de la tele). Vale, hasta ahí claro. Ahora avancemos unas semanas, hasta la fiesta de cumpleaños de N.

Aclaremos antes de seguir que yo conocí a N de fiesta, lo típico de te haces una foto por la coña, intercambiáis msn para que te la pase, empiezas a hablar, te la sigues encontrando por ahí, y al final coleguitas. Sin embargo a sus amigos casi no los conocía. Pero yo, como donde me invitan voy, allí que me planté en la fiesta y empecé a presentarme a todo el mundo. Al rato trabé conversación con una chica muy mona amiga de N, que resultó también tener pareja a distancia. Acababa de terminar su FP e iba a Madrid a dar con su chico. Para casarse. Yo estaba alucinado.

Z.- ¡Qué me dices! ¡Eso sí es amor! Qué va, qué va, yo matrimonio... quita, quita..

L.- Ya ves... ¿Y tú qué? ¿Qué estudias, qué haces?

Y así seguimos hablando casi una hora. Una chica muy agradable. Hasta aguantó mi explicación sobre qué cojones estudio (en serio, nadie conoce mi carrera XD). El caso es que en un momento dado de la conversación la chica cerró los ojos con gesto de dolor, y sentada como estaba se dobló sobre si misma. Yo solté la cerveza e intenté incorporarla.

Z.- ¡Ey! ¿Estás bien? ¿Llamo a alguien?

Pasados unos momentos, dejó de hacer muecas y relajó el cuerpo. Volvió a sonreír.

L.- No, no... No, estoy bien. Gracias -mientras se abanicaba con la mano y sonreía nerviosa.

Y sí, lo que estáis pensando. Justo en ese momento, imbuido por el espíritu de mi compañera la House-adicta, chasqueo los dedos y riendo, exclamo:

Z.- ¡Eso va a ser lupus! ¡Ja, ja, ja!

Nunca se me olvidará cómo se le borró la sonrisa de la cara a la pobre chica. Pasados unos segundos, abrió la boca y dijo:

L.- ¿Cómo sabes que es eso lo que tengo?

Silencio.

Más silencio.

Aún más silencio.

Z.- Me estás vacilando...

L.- No, tengo lupus. ¿Quién te lo ha dicho?

Yo sonreía a medias. Ella seguía seria.

Z.- No te creo, me estás tomando el pelo.

Justo en aquel momento pasó N por allí buscando vasos.

N.- ¿Cómo lo estáis pasando, chicos?^^

L.- N, ¿cómo se llama mi enfermedad?

N puso cara de WTF durante un instante. Me miró, miró a su amiga y dijo:

N.- Ehh... Lupus. ¿Por?

Pasé los siguientes cinco minutos disculpándome, sintiéndome completamente idiota y pensando para mí: “¿¿Pero qué cojones es el lupus?? ¿¿Pero eso no es lo de los hombres lobo, joder??”. Ya os digo que no veía la serie. Para el que tampoco tenga idea, aquí dejo el enlace: lupus.

Como podéis imaginar, el tono de la conversación cambió drásticamente. Resultó que se iba a Madrid para casarse con su novio porque el diagnóstico médico no era nada favorable, y quería pasar con él el máximo tiempo posible, como su esposa. Que no solía salir mucho de fiesta, porque se agotaba, y que no podía maquillarse, porque su piel reaccionaba muy mal a ello. Pero como el cumple de N era una ocasión especial, había dejado que las chicas la pintaran un poco, para ocultar las manchas de su piel. Fijándome mejor, me di cuenta de que tenía una mancha en forma de mariposa en la cara, algo que según leí más tarde esa noche (lo primero que hice cuando llegué a casa fue meterme en internet para informarme) es bastante común. Creo que, curiosamente, fue eso lo que más me impactó de todo, que se hubiera dejado maquillar como algo especial. Sonó tan... triste.

Afortunadamente era un encanto de chica y no se tomó a mal mi metedura de pata, aunque evidentemente la conversación no volvió a ser como antes. No podía dejar de pensar que se estaba muriendo (aunque técnicamente, yo también, pero no es lo mismo), lo guapa, simpática y joven que era, y lo injusto que resultaba todo. Al poco se fue, cuando los demás decidieron seguir la fiesta en los bares, porque prefería descansar un poco. Me despedí de ella, le volví a pedir perdón, y ella se echó a reír. Me dijo que no fuera bobo. Me deseó suerte con Anne, y yo a ella con todo.

No sé por qué hoy me ha venido a la mente. Espero de verdad que esté ahora mismo en Madrid, disfrutando a tope con su marido, y sin ponerse maquillaje. Seguro que sin él también está preciosa.

13 comentarios:

H@n dijo...

=_/

Tengo que hacer mi aportación de premedico, lo siento xD
La expresión de nunca es lupus se ha hecho famosa, porque en casi todas las patologías se incluye l aposibilidad de una enfermedad autoinmune (que son mas bien raras) y dentro de lo raro, el lupus es lo "menos raro". Por eso siempre se propone lupus y luego se descarta porque no es suficientemente raro para ser propio de House XD

Yo también espero que la chica mariposa este siendo o haya sido (en el peor de los casos) lo más feliz posible...

Que jodio eres, la capacidad que tienes para hacerme reir y estar a punto de soltar una lagrimilla en la misma entrada!

Kaworu dijo...

A mi me pasó lo mismo con alguien, no recuerdo quien, me comentaba que su tío/familiar indeterminado se encontraba mal y dije lo mismo que tu. Nunca acertar había sido tan jodido. Después la explicación "No, que lo digo porque es lo que dicen en House y yo no sabia..."

Misaoshi dijo...

Zorro, eres mi ídolo. Soltar una cosa así y caerle en gracia a la chica.

A mí tampoco me gusta House. Habré visto como mucho un capítulo entero, lo demás, trocitos en casa de alguien que lo viese. Y sólo he dicho "no es lupus" una vez, cuando me atendió mi otorrino que se creía un House (y le odié tanto que no volví a la revisión), lo puse en el blog y Jill me dijo que era una enfermedad que se da cerca de ella y le daba rabia. Nunca más lo he vuelto a decir. Además me parece, como a tí, una estupidez.

Sí es triste, pero es lo que hay.

Biónica dijo...

:(...

Me gusta. Te ha quedado como humor con un poso de tristeza... y mira, me has dado idea para un post. Aunque no va a ser tan dramático, dónde va a parar...

Mica dijo...

Coincido con H@n, de las risas que me he pegado al principio, al punto lagrimero del final. Que mal rollo. Pero por lo que cuentas parece una chica fuerte, e intenta disfrutar de cada minuto que le den. Yo también soy muy bocas, pero con la edad, intentas contenerte para evitar estas cosas.

Pecosa dijo...

Qué bonito lo que has dicho... Ays, si es que estamos acostumbrados a mearnos de la risa leyéndote, y luego resulta que eres un corazoncillo con patas (que ya se percibía eso, ¿eh? No quiero decir que hasta ahora pensara que eras un cabrón sin corazón...)

Alia dijo...

El lupus no es tan raro como se dice que es...

Mira, tanto mi tía como mi prima tienen lupus y... no es sólo que sea una puta mierda en las épocas de subida y de bajada... (porque mi prima está en plena adolescencia y con las hormonas... que puto desastre macho). Es también la medicación... la medicación del lupus es un cóctel de medicamentos que te destrozan el cuerpo y la mente. No es sólo la cortisona que te hincha como a una bola y te provoca depresión, es que cada uno de esos putos medicamentos te provocan ganas de quererte cortar las venas. Y claro, si no tienes la madurez suficiente... PUTADA.

En fin, que no es cuestión de deprimir. xD

Cuando a mi prima se le manifestó lo hizo mediante una inflamación de la corteza cerebral (a mi tía se le manifestó a los 23 años). Así que la pobre tenía el baile de san vito y hablaba a 2 por hora. Fueron a médicos y médicos del seguro y le llegaron a decir que la niña tenía cuento... Así que mi tía se volvió loca y fue a un hospital público donde primero probaron por si era "corea" de algo y luego le diagnosticaron lupus y le salvaron la vida. :D
¡Y todo esto con 13 añitos la niña!
Me acuerdo que cuando estaba en el hospital le preguntaba si ya había venido House o qué y ella se partía. xD

Eso sí, la úlcera no nos la quita nadie. xD

Jill dijo...

Genial, adiós a mi identidad secreta para empezar a despotricar contra el mundo sin censura. xDDDDD

Pues eso, que Alia soy yo. :_D

Soy una desgraciada, ¿eh?

Ejem...

Eva dijo...

La vida es muy hijadeputa zorrito. Casos tristes como el de esa chica los hay por desgracia a patadas.
Yo no creo que metieras la pata, uno mete la pata cuando sabe algo y lo dice, pero tú desconocias la enfermedad de esa chica.
Besos!!!

Música dijo...

AHORA SOY YO LA QUE SE DECLARA FAN TUYA.
Querido, no ha sido una metedura de pata por varios motivos:

- Este hermoso post agridulce (como dicen algunos comentarios, haces reír y llorar a la vez con la historia, yo soy fan de lo agridulce, de hecho es el sabor de la vida)

- Estaba para tí esto, el conocer y valorar a alguien, si no hubieras sabido nada y no hubieras metido la pata muchas mujeres no hubiéramos visto ese corazón tan bonito que tienes, me quedo con la última frase: "seguro que sin el maquillaje está tb preciosa".

- Al darnos cuenta tras una metedura de pata (llámese recurso a partir de ahora) despertamos de muchas cosas y vemos lo que es realmente importante, todos la metemos, aquí el más tonto hace relojes ;-)

Un beso enorme y gracias por esta historia, me ha encantado (rioja+jazz+tu historia=momentazo)

El Zorrocloco dijo...

H@n, pues el gran público lo conoció gracias a la serie. Fuera coña, donde uno lo había oído era en pelis de hombres lobo, como causante de la licantropía =S

Yo también lo espero, era un encanto de niña... Es un encanto de niña =)

Kaworu, no se puede explicar mejor: nunca acertar fue tan jodido =/

Misaoshi, ya ves. Metepatas pero encantador XD

Biónica, gracias. No sabía si publicarlo porque una vez escrito me parecía un poco deprimente... Y me sigues pareciendo una crack, que lo sepas ;)

Pecas, ¡jajajajaja!. Un beso, cabrona ;)

Jill, si quieres te borro el comment... Total, no lo ha leído casi nadie, seguro XD

Siento mucho lo de tu tía y tu prima... La serie ha hecho que se trivialice una enfermedad muy seria =/

Y hay que joderse con la seguridad social, como si uno no tuviera bastante con lo suyo, muchas veces hay que lidiar con la incompetencia o la falta de interés.

Todo mi apoyo para tu tía y, sobre todo, para tu prima. Es una crack >__< No quiero imaginar lo que tiene que ser pasar por eso, ya no sólo como paciente, sino como familiar... =SSS

Un besito =*

Eva, tía, cuánto tiempo. Se te echa de menos, que lo sepas, abandonaditos nos tienes ='(

Muchas gracias, pero aún así me sentí como el Coyote cuando le cae una plancha de 1000 kgs en la cabeza XD

Un besote, salá!

Música, jo, gracias, en serio. No estaba muy seguro de publicarlo, porque cuando lo releí me pareció demasiado tristón. Pero tienes razón, agridulce es el sabor de la vida ;)

Otro beso enorme para ti, guapetona. Comentarios como el tuyo le alegran a uno la mañana =**

peibol dijo...

A mí House también me aburrió hace años. Es SIEMPRE lo mismo; siempre. La cosa está en que, tal y como escribí en su día, la gente borde cae bien... siempre que la veamos en televisión. A ver quién es el guapo que aplaudiría a Risto si le soltara una bordería en la calle.

Lo de la conversación con la chica mariposa es un poco como la cara de quienes hemos leído el artículo; no sé si es un recurso buscado adrede, pero se nos ha ido desdibujando la sonrisa poco a poco para quedarnos serios. La noche después de que muriera mi abuela, estando todos reunidos, pregunté bien alto qué era la herida que tenía mi padre en el dedo. Nadie contestó. Ajeno a la tensión, volví a preguntar y se cambio de tema; no entendía nada pero dejé de insistir. Luego supe que se la había hecho mi padre mientras intentaba reanimarla...

Intuyo lo gilipollas que debiste sentirte, pero estoy seguro de que supiste salir bien de la situación ;). ¿Moraleja? ¡No hay qye ver House!

El Zorrocloco dijo...

Me ha gustado la moraleja XD

Ay, malditas situaciones en las que se mete uno sin darse cuenta... =/ Y sí, es un post un poco bipolar, se pasa de un extremo a otro en cuestión de líneas. Raro en mí, pero de todo tiene que haber XD

Un saludo ;)