domingo, 19 de julio de 2009

Mis adorables vecinos

Hace tres días se ha mudado una familia al piso que da al lado del mío en el patio. Una simpática familia con una niña de unos... ponle cuatro años. Y que sólo habla a gritos. O directamente grita sin articular sonidos coherentes en castellano (o lo que sea que hablen allá). Yo flipé el primer día, os lo juro. Me había acostado a las mil mirando cosas por internet, y me desperté envuelto en sudores a causa de unos gritos inhumanos a las diez de la mañana.

Yo.- ¡No...! ¡No! ....... ¡No mates a los corderos...! ¡Los corderos no! ¡AAAAH! ¿Pero qué cojones es eso?

Pues la hija. Justo cuando me preguntaba que parte del cuerpo se había roto para berrear de esa manera, se unió la madre al coro, y ahí dejé de preguntarme de dónde había salido la niña. Está claro que es una verdadera hija de su madre, con todas las letras. En estos tres días me he enterado de TODO lo que pasa en esa casa, aunque la mayoría me parece surrealista. En serio, no sé cómo no se revientan la garganta. Menudo discusión tenían hace un momento. La niña llevaba chillando diez minutos cuando algo ha caído al suelo con estrépito y se ha roto. Entonces la madre ha decidido que no podía seguir ignorando a su retoño, y ha comenzado a berrear a su vez.

-¡¡TÚ ESTÁS BUSCANDO QUE YO TE PEGUEEEEEEEE!! ¡¡TÚ (¡plaf!) ESTÁS (¡plaf!) BUSCANDO (¡plaf!) QUE YO (¡Plaf!) TE PEGUEEEE!!

Ha sido buenísimo. Estaba esperando que la niña preguntase qué coño había sido eso, seguro que la madre entraba en modo berserker y contestaba algo como: "¡¡ESTO (¡plaf!) NO ES (¡plaf!) PEGAR!! ¡¡ESTO (¡PLACA!) ES (¡PLACA!) PEGAAAAAAR!!"

Lo último es lo que estoy escuchando ahora mismo, está la madre llamando a la hija a la mesa. Voy a buscar el vídeo. Imaginaos esta escena, pero cambiando los papeles, y a grito pelado. Estoy por asomarme a la ventana y gritar yo mismo: "¡¡QUÉEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!"



Me ponen de los nervios los putos gritos. Barriobajeros de mierda.

14 comentarios:

La exorsister dijo...

Igual deberías coger la aficion de poner la música muy alta, especialmente cuando la cría grita...

No se si captarán la indirecta, pero seguro que te quedas a gusto

Misaoshi dijo...

XDDDDDDD

Estoy en el aeropuerto esperando que abran la puerta para entrar en el avion y la gente me mira raro por mi ataquerrrr de risa xD

Pues el año que viene toca Tenerife, cada año una isla, el pasado verano fue Lanzarote, y si nos vemos ese dia en Madrid (leere el mail mañana cuando llegue a Ponfe) ya sera algo!!!!!!

(sigo riendome xD)

peibol dijo...

¿Qué te voy a decir yo sobre los barriobajeros que no haya dicho ya?
Lo peor que puedes hacer es dejar que se acostumbren, porque al final se entra en un ciclo de "bueno, me molestan, pero claro, como nunca les he dicho nada, no voy a hacerlo ahora", y no es plan. Cuanto más tiempo pasa peor, así que llamada de atención, ya sea indirectamente con un cartelito (el nivel de amabilidad u hostilidad lo dejo a tu gusto), un tironcito de orejas cordial, o un enfrentamiento hostil... pero ahora. Si no, haz como yo y pasa al plan B, y si tienes que salir por la ventana y gritarles para equipararte a ellos y que entiendan lo que hacen pasar a los demás, pues se hace. Más vale ser Belén Esteban una vez en la vida, que resignarse a unos vecinos gentuceros para siempre ;)

Un saludo

abisal dijo...

Pues yo he flipado con las cuatro ostias seguidas. A mí me daban una y tenía para tres meses. Me parecen unos bárbaros.

eva dijo...

¿Y como quieres que esa niña en vez de hablar no emita sonidos? Con esa madre que parece una mujer de la era glaciar comunicándose no me extraña en absoluto.
Qué lástima, tener hijos para eso. Sólo para berrearles y arrearles cuando no te hagan caso.
Supongo, ya que los niños son como esponjitas, que cuando esa peque crezca será un clon de su madre. Para desgracia del resto de la humanidad.
Yo creo zorrito, que por mucho que les vayas a decir o hacer con ese tipo de gente no se puede dialogar y encima creerán que eres un delicado a la hora de la convivencia. Supongo que tus vecinos son un chiste de muy mal gusto.
Besote.

P.D: ¿Tú acostándote a las tantas viendo cosas de internet? Que raro ¿eh? xDDDD

Aniña dijo...

que simpaticos oye!
besitos

Anaïs dijo...

Ostras, pues sí que está la cosa peliaguda. Te acompaño en el sentimiento!

[Pensando algún consejo útil...]
Si vas a resolver la cosa verbalmente con Mrs Scream lleva unos cascos de esos insonorizados! No obstane yo voto a favor de lo de gritar ¿QUÉÉÉ? por la ventana y ver qué pasa. :)
Sea como sea a ver si lo puedes solucionar pronto. Suerte!

Biónica dijo...

Jajajajjaja, tienes psicofonías en casa por lo que veo xD. La suerte que tengo es que no me entero de nada :).

Ays, pero de qué nos sorprendemos, si sólo hay que poner la serie de "La que se avecina", y ver en quién se han inspirado... Y lo que gritan :S

Mica dijo...

Vengo del blog de Pecosa y con tu permiso me quedo por aquí. Lo que me he reído, y lo mas triste, lo que me he identificado. Yo vivo en un 5ª y me pasa lo mismo (o peor) con los del 1ª, con la diferencia de que estos niños están más creciditos y no duermen a ninguna hora, les da igual que sean las 2, las 3 o las cuatro de la madrugada y siguen igual a la hora de la siesta. Sólo me quedan dos opciones : que me toque la primitiva y largarme a vivir a otro sitio , o que les toque a ellos.
Un saludo.

Pecosa dijo...

La vecina del bloque de al lado (cuya ventana del baño da a mi patio de luces) grita, pega e insulta a su hijo cada vez que lo mete en la ducha. Ya le he metido un berrido más de una vez: tiene que gritar más, que el del bloque de enfrente no se entera de cuando baña al crío.

AnnaRaven dijo...

XD
Nosotros teníamos unos vecinos de arriba similares. Creo que en una ocasión, o eso dicen mis, así llamados, "amigos", cuando el crío (el mío era un churumbel no una churumbela) seguía diciendo una y otra vez papáááá, papááááááá, papáááááááá, paaaaaapaaaaa, papááááá, papááááááááááá... Yo contesté a grito pelao "a ver si el padre le hace caso al niño de los huevos de una puta vez" (el caso es que el niño se calló...)

Superpatata dijo...

Pobre, yo también sé lo que es sufrir las voces de los vecinos, pero lo mío se remonta a hace unos tres o cuatro años, cuando llegaron MIS VECINOS DE AL LADO. Resulta que el padre es una de las personas más desagradables que he visto en mi vida. Nada más llegar ha conseguido pelearse con todo el barrio, además de crear disputas entre los abuelillos que salen por las tardes en busca de una sombra. También ha conseguido que su mujer se vaya de casa, normal, escuchando como la trataba yo me hubiera ido muchísimo antes. Ahora las voces se las da a los hijos.
Sus horas preferidas para dar voces son (y esto es lo mejor) TODOS LOS DÍAS a la hora de la siesta o de noche bien entrada, vamos, a la hora de dormir, además de los domingos a las siete u ocho de la mañana... vamos, un encanto.
Saludos!!

El Zorrocloco dijo...

Buf, en serio, pa' matarlos... Ahora están todo el día con música de pachanga. Menos mal que me voy todo el mes XD

Cuando vuelva y tenga más tiempo volveré a la rutina de contestar los comentarios uno por uno, mientras tanto, gracias a todos por estar ahí! ;)

Y Mica, bienvenida al club! Espero verte más por aquí. Tú, como en tu casa =)

H@n dijo...

Encantadores ^^

Yo de ti, me enfundaba en un traje de plástico, entraba en la casa por la noche, les cortaba las cuerdas vocales, despues de anestesiarlos, obvio, para ue no chillen mientras. Depués quemas el traje y listo, ni huellas ni gritos, todo mel.

si quieres te ayudo cuando esté allá.... o les hago la competnecia que en mi casa tambien tenemos buenos pulmonacos =D