viernes, 15 de mayo de 2009

Y tracatrá

Acabo de inventar un modo nuevo de hacer que los cotillas de biblioteca se callen. Tomad nota, made in Zorrocloco total.

Para esta receta necesitamos:

-1 Zorrocloco frustrado y estresado porque sabe que puede arrastrar fácilmente cuatro asignaturas para el próximo año, que se suponía iba a ser el último de su vida universitaria (que ya va teniendo una edad, coño. Concretamente, la edad de tener una licenciatura si hubiera entrado con 18 a la uni en vez de ponerse a trabajar). Si el Zorrocloco está cansado porque lo lían hasta las mil otros bloggers por el msn, puntúa doble.

-1 biblioteca en perfecto silencio a las nueve en punto de la mañana. Ese silencio absoluto de las bibliotecas vacías, que parece emanar de los libros y te hace hormiguear el estómago, como si de repente alguien hubiera apretado el mute. Paz.

-3 gilipollas que han venido a sacar un libro y charlan animadamante en el mostrador esperando al bibliotecario, que anda en modo Wally.

Empezaron a palicar justo cuando sacaba los tapones de los oídos, y aún así los escuchaba. Dos chicas y un chico, con pintas de pipiolos de primero de carrera. Chucu, chucu, chucu, de esto que se te mete en la cabeza y no puedes concentrarte en nada más, aunque no entiendas qué cojones están diciendo. Ni siquiera se molestaban en hablar bajito o cuchichear; estaban allí de pie, acodados en el mostrador, como si fuera la cafetería. Me los quedé mirando con cara de pocos amigos, y al cabo de un rato el pibe me devolvió la mirada. Se inclinó para decir algo a las chicas, estas se volvieron a su vez para verme, cuchichearon algo y rieron los tres. Encima, idiotas.

"Ahora se callaran", pensé para mí. Comencé a desparramar mis apuntes (los apuntes del profesor, mis resúmenes, los resúmenes de mis resúmenes, las hojas de copiar lo que no puedo memorizar de otra forma, un boli azul para escribir, lápiz, goma y afilador que nunca uso, y cuya única función es estar perfectamente alineados a a la derecha del todo...), y según iba a empezar a perder el tiempo, arrancan a hablar de nuevo. Igual de alto. Risas y fiestas.

Sonreí para mí. Mira que es fácil inflarme las pelotas, soy completamente incapaz de abstraerme y dejarlo correr. Es más, sabía perfectamente que si lo dejaba correr me iba a quedar mordido toda la mañana, así que lo que hice fue levantarme e irme derechito hacia ellos, tranquilamente y muy serio. Me observaron venir y se callaron como putas. Me puse al lado de las chicas, muy cerca, con el chico delante.

-Buenas -saludé. La chica de mi izquierda me devolvió el saludo, sin mirarme. Luego nadie dijo nada. Dejé pasar un segundo. Dos. Tres.- No, por favor, continuad. Ya que no me dejáis estudiar, me vengo aquí a hablar con vosotros.

Tras un momento de estupefacción, el chico señaló los libros sobre el mostrador.

-Es que he venimos a sacar unos libros...

-Pues hablas bajito, tío -le corté. No sé qué cara puse ni cuál fue mi tono de voz, sólo sé que el chavalín simplemente agachó la cabeza y me pidió disculpas. Como os lo cuento, talmente como el chiquillo al que pilla su madre haciendo una trastada. Hasta pena me dio, el cabrón. Además, me cuesta mucho mosquearme con alguien que está pidiendo disculpas, así que le dije que venga, que no pasaba nada (ea, ea, ea), pero que de ahora en adelante se cortaran un poco. Para redondear la flipada le di a la chica más cercana una palmadita en el hombro antes de regresar a la mesa.

No volvieron a decir ni mu. Lo que no sé es si por vergüenza, o porque no se les volviera acercar el loco despelujado aquel de las ojeras y la barba de cinco días. Eso sí, me quedé como Dios XDD

¿Y vosotros, qué? ¿Alguna vez habéis plantado una mosca legendaria, o sois de los que pasan vergüenza supina si tienen que llamarle la atención a alguien?

19 comentarios:

Anne dijo...

Es la autoridad. Ellos saben que lo están haciendo mal, saben dónde están y que no deberían hacerlo. Pero como nadie les dice nada, lo seguirán haciendo. Hasta que a alguien se le hinchan las pelotas (u ovarios, según se dé el caso xD).

PD: Si te quieres desestresar, ve a ver Star Trek 2009. Es lo mejor :DDD

peibol dijo...

Mi caso es complejo; tengo mucha mala leche, pero no impongo respeto. ¿Conclusión? No sé cómo no me han dando un buen par de guantazos cuando me he puesto firme, que papeletas he tenido unas cuantas...

rotskull dijo...

Eres Dios, me hubiera gustado esta ahí. Alguna vez yo también he plantado la mosca, pero mi problema es que no tengo memoria...

UrothJRazail dijo...

Yo desgraciadamente no tengo caracter para plantarme así de primeras. Lo mio es la venganza servida fría.

Pecosa dijo...

¡ERES MI ÍDOLOOOOOO!

Menuda pieza, como para caerte mal ;)

Yo tengo mala leche. La única escenita que me viene ahora a la cabeza fue un día que tenía un hambre de narices (no se juega conmigo cuando tengo hambre), y me pedí un plato combinado en un bar. Me lo pusieron con patatas de esas de paja, cuando en la foto eran de las fritas normales, no de bolsa. Se lo dije educadamente y el camarero me vaciló: "si son patatas fritas", "ya, pero de bolsa" contesté. "Ya pero son patatas fritas", vuelve a decir el muy gilipollas. Puse el grito en el cielo y me cambiaron las patatas. Me debieron escupir en ellas, pero me las comí de lo más a gusto.

H@n dijo...

Zorropache al rescate de la justicia y la humanidad!!!!tchan tchaaaaaaaan!

XDDDDD

Yo soy de las que bufan, carraspean y suspiran hasta que se callan... y si eso falla mirada asesina como diciendo "mira chiquita pija, que soy de Patraix*"; y todo solucionado ^^

Ey pero me mola tu método, a la próxima me uno, si señor! eso si, como tengan el morro de seguir palicando... XDDD

*Ptatraix=barrio chungo de valencia

Ire dijo...

Tomo nota!! Nunca lo he hecho, soy mas de miradas asesisnas, incluso algún carraspeo, pero no suelen surtir mucho efecto. En mi caso son mas gente que se reencuentra en la biblioteca y hablan, bajo pero alto, que cuchichean al nivel máximo, ahí con el límite del tono normal. Me revienta!

Lillu dijo...

Yo también hubiera repetido las miradas asesinas y las toses que dice Ire un rato más, pero sino me hubiera levantado igual a pedirles que se montaran la fiesta fuera. Me revienta cuando no se cumplen las normas ("silencio" por ejemplo), pero a veces pienso que por ir de defensora de la legalidad también te puedes encontrar algún pirado que te dé un susto. Es un dilema, aunque el caso del que mató a una familia porque hablaba en el cine y no le dejaba ver la peli te da alas... :P

saluditos!

Kurai dijo...

Creo que nuestra paciencia es comparable... xD

Aunque no suelo quedar tan guay como tu, suelo ser mas borde y algunas veces se me escapa algun insulto. Es la diferencia entre "tener clase" y ser una maleducada de mier** ^^U


Un saludo =)

Misaoshi dijo...

Waaaa! Eres mi héroe xD

A mi no se me hubiera ocurrido lo de ir a charlar con ellos... lo que suelo hacer cuando alguien molesta se: oh si oooooh si qué interesaaaaaaaaaaaante (y hasta que se den cuenta, sinó, pues impacientemente y con remordimientos por lo que pienso en matar y tal, espero que se vayan)...

Jo, qué pardillos, al menos no se rieron de ti ni te la soltaron ni nada al soltarles eso.

Gracias por el consejo xD

Anaïs dijo...

Yo a lo máximo q llego es a posar el boli, reposar en la mano mi cabeza y ponerme a mirarlos con sonrisa (de monalisa, de esa sonrisa q va por dentro) y escucharlos atentamente. Eso en las biblios a las q voy sola, porque a las que voy acompañada no puedo tirar la primera piedra, la verdad...

Déägol dijo...

Madre mía, el día que saque yo mi genio sarcástico se van a acordar los pipiolos. Recién llegados y se creen los reyes del mambo. Y encima tienen la suerte de hasta dar pena...

Ahora cada vez que pisen la biblioteca recordarán "el loco despelujado aquel de las ojeras y la barba de cinco días" y se cortarán. Has ayudado a la sociedad universitaria xD

Marvel Boy!! dijo...

JUAS! Yo, la verdad es que soy de los que halo en la biblioteca...bajito, pero hablo!!...y hablo muuucho, con risas y demás complementos de una conversación en toda regla!!...en alguna ocaión he llamado la atención, sobre todo en el cine. Pero siempre de forma educada, rollo:"Pueden bajar un poco la voz?? es que molesta a los que estamos estudiando..Ahora si te digo Z, es a mí a quien te me pones así de chulo y me siento a tu lado en la mesa a descojonarme mientras hago garabatos que sean mínimamnte parecidos a Peter Griffin!!XDD. Lo siento, pero no puedo con la gente que se me pone prepotente. y no es cosa de falta de respeto, es solo que, provablemente, esos chicos no lo hacian con la intencion de joderle la mañana a nadie.Si yo lo hago y se me ide respeto con respeto, me callo, pero si se me pide respeto faltando el respeto...uyyyy!!
Buenop...ya termino!!
Bztz!

Nimbusaeta dijo...

Jo, pues yo si no me puedo concentrar porque hay alguien hablando lo que hago es ponerme los cascos y a aguantarse... soy más de "cada uno a su bola". Y me mola observar cómo la gente reacciona contra los que están hablando xD

Indio dijo...

yo también acabo haciendo algo así si no funciona un refunfuño...

Martiño dijo...

Pues yo reconozco que debo tener una capacidad de concentración a prueba de bomba las raras veces que estudiaba en la biblioteca, que venían sucediendo cuando teníamos una hora libre entre clase y clase, y no había nadie para palicar en el bar de la facultad, y poco más.

En ese sentido, en la biblioteca de mi facultad, el principal problema, cotorras aparte, era el propio suelo de la misma. Biblioteca de mediados del siglo XIX, madera crujiente... Run-run garantizado. Je.

dudo dijo...

Oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooleeeeeeee!!!
Sí señor. Así se hace.
Lo más parecido que me ha pasado ocurrió a la salida de una discoteca, con el típico graciosete amigo de un amigo que te encaloman para que le aguantes mientras tu amigo se zumba a una rubia. Yo intentaba llevar una conversación normal, y él intentaba quedar por encima de mí haciendo las típicas gracietas de "mira lo listo que soy yo y lo tonta que eres tú". El útero se me inflamó hasta tal punto que en una de esas le dije: "Oye, ¿tú eres así de jilipollas siempre o lo estás haciendo especialmente en mi honor?". Se quedó mudo, pidió disculpas, y el resto de la noche fue incluso divertida. Jatetú.

abisal dijo...

Buah, me encantaría hacer eso, y quedar bien pero... se me hincharan los ovarios hasta que reviente. Como mucho, ya si la cosa es lo más excesivo que puedas imaginarte, como mucho me acercaré y le llamaré de todo y montaré tal berrinche que quedaré como una chalada.

Aïcha dijo...

Es díficil mosquearme, suelo tener una paciencia infínita, eso si como lo consigas que tiemble la tierra.
El momento asi mas que me han tocao las pelotas, una profesora en clase que quiso dejarme en ridiculo, claro que se la devolvi tan rapido como un reves de nadal. Casi me juego el aprobado, menos mal que se dio de baja jajajajaj

Por cierto, encantada de encontrarte, te seguiré leyendo. besos