sábado, 14 de febrero de 2009

Post de corazones y nubes de algodón

Nah, es broma. Como lo prometido es deuda, aquí tenéis una nueva edición de los zorrodiarios (sé que están en el post anterior, pero vuelvo a colocar enlaces al zorrodiario original y su continuación. Porque yo lo valgo) Para el que se sienta vago, diré que se tratan de historias escritas allá por el año 96, cuando el menda todavía tenía nueve añitos y era una bola de carne blanca embutida en un uniforme de chándal. Como veréis, ya apuntaba maneras (para todo, ¿eh? Que con 12-13 años ya había zorrodiarios de dos rombos XDD). Entre corchetes, como siempre, los comentarios que no me resisto a hacer mientras lo transcribo.


Historia

Capítulo 1

-Se ha escapado por la ventana -grita el guardia. Es tarde. Richard sonrie.- Ja -exclama- prision de maxima seguridad, Ja la verja abierta, el guardia dormido... menuda prision -Richard lleva un fusil, municiones y un bonito traje de recluso. Richard es atracador de bancos. Lo primero que tiene que hacer es cambiar de ropa. Por cierto, Richard no está solo. Le acompaña Minla, una chica experta en ordenadores [como todos, incluso el pequeño Zorrocloco, sabemos, no hay tal cosa como una prisión mixta (para pesar de unos y otras). Por lo que mejor no preguntaremos si Minla era la chica de limpieza o si para lo único que quería la cabeza de una fregona era para colocársela en la suya propia] . Richard pregunta a Minla: ¿Nos hacemos fuertes o cambiamos de ropa? [si escoges hacerte fuerte, ve a la página 15. Si decides cambiarte de ropa, sigue leyendo.] Minla contesta: Si nos hicieramos fuertes más pronto nos encontrarian asi que mejor nos cambiamos de ropa. Richard y minla corren por las calles en busca de una tienda de ropa.

-Es raro que no nos hayan empezado a buscar -como si hubiesen oído las palabras de Richard un coche de policia dobla la esquina [quedaos con este momento gafe, porque será una constante en la historia]. Richard y Minla se agazapan detras de unos cubos de basura. De pronto Minla dice:

-¡Mira una tienda de disfraces! -Minla señala en la direccion del coche patrulla. Efectivamente en la otra calle ahy hay una tienda de disfraces. Richard dice:

-Estos cubos no son suficiente proteccion.

Antes de que Minla pueda decir nada, Richard se levanta y dispara [muchísimo más discreto, dónde va a parar]. El guardia cae sobra la pita haciendo un ruido estridente [como un pitido]. Los dependientes de las tiendas salen a ver que pasa, en ese momento llega el autobús [WTF! ¡He escrito autobus!]. Cuando suben [como para no pararle a un tipo con una escopeta que arrastra a un travelo] Richard dispara al conductor [este hombre tiene una manía que no me gusta nada...], y Minla empieza a conducir [como nos mostró Sandra Bullock, cualquiera puede conducir una guagua]. En una bolsa debajo del asiento del conductor en cuentra un mapa de la ciudad.

-En la calle Ramón y Cajal hay una casa abandonada [en realidad no era un mapa de la ciudad, era un mapa del tesoro]. ¿A qué distancia estamos? [tiene gracia preguntar eso cuando es uno el que tiene el mapa, pero bueno...].

-A diez calles -de repente una sirena les sobresalta [¿quién se lo hubiera esperado?], Richard mira por una ventana. Lo suponía. La poli les sigue. Richard dice a Minla:

-No podemos ir a esa casa, tenemos que salir de la ciudad. Dobla a la izquierda [¡coño, qué facil! Ni que estuviesen en Ofra, que de repente una calle más arriba es ya La Laguna]. Minla obedece, al doblar la esquina encuentran otro coche patrulla. Estan atrapados.

-Y ahora que -dice minla [ah, las mujeres y sus ahora qués... Sólo falta un niño sentado al fondo del todo preguntando cuánto queda, y un abuelo que diga que tiene la vejiga al dente] derepente, oyen un mensaje por la radio: Habla la policia [¿quién necesita megáfono cuando tienes un emisor de radio que emite en todas las frecuencias e incluso puede encender una radio que está apagada? Pues eso], salgan con las manos en alto. Entonces Minla suelta el volante y coge la radio: Tenemos reenes, queremos un jeep, armas automaticas, municiones y combustible en una hora [sí, por ejemplo. También podía haber pedido misiles tomahawk y una ballena voladora].

-Intentaremos conseguirlo [táctica estándar de los negociadores de la policía, nunca dar un no directo, sino torear a los malhechores]. A la media hora tienen el gasoil y municiones, a la hora tienen las armas, pero el jeep no aparece [bien, aquí tenemos un negociador que tiene que aprender a decir que no, indudablemente. Y a priorizar, que si tú táctica es negar una de cada cuatro peticiones, intenta que coincida con las armas o el gasoil, y no con un puto coche]. Derepente oyen un mensaje en la radio: no podemos darle el jeep. Por favor, suelte a los rehenes. [¡porfaporfaporfa...! ¡Eh! Si fui a Port Aventura así, ¿por qué no iba a funcionar ahora?]. Minla coge su pistola. Dispara a un hombre moreno, de unos 30 años, abre la puerta y lo tira [la verdad es que son un par de hijos de puta con los que es difícil encariñarse...]. Otro mensaje cruza el aire:

-Está bien el jeep está en camino. Por favor, suelten a los rehenes.

Ahora es Richard quién coje a la mujer y la tira. La mujer corre hacia los coches patrulla. Despues de una hora y media angustiosa [los nacionales estaban regateándole el precio al gitano del concesionario], el jeep dobla la esquina. Se posa ante la puerta [con la gracilidad que le confieren sus 2500 kilos] y el ocupante se baja, no, si... ¡no se baja! Es increíble [yo aún diría más, ¡anonadable!]. Un momento [faltaría más. Y dos, si quieres]. Minla lo mira detenidamente ¡es su hermano!

-Richard -dice- baja, es mi hermano -dicho eso abrio la puerta y bajo las escaleras [llegó agotada al rellano]. Abrio la puerta trasera del coche y entró. Se la veía tan feliz [awwww...]. Pero mirándolo más de cerca... ¡no es su hermano! Antes de que pueda decir nada [como por ejemplo el clásico: “¡Tú no eres mi hermano!”] el hombre se vuelve y le mete un tiro entre ceja y ceja [tras lo cual, el argumento policial de: “entrégateee, hombre... Que no te va a pasar ná”, dejó de convencer a Richard]. Minla se desploma en su asiento. Richard recuerda que ella trabajaba con los ordenadores de la policía secreta [cuya sede central está en las catacumbas de la ciudad. Los sindicatos se quejan de humedad, pero esas cosas ya se sabe...]. Un ajuste de cuentas quiza... Richard no puede pensar, y aprieta el acelerador. El autobus sale disparado contra los coches patrula que salen disparados [contra los escaparates de las tiendas, que salen disparados contra... Así empiezan los tornados, no digo más]. Por el espejo retrovisor Richard obserba como el desconocido del jeep tira a Minla fuera del coche y sale disparado detras de él.

Richard piensa que el hombre del jeep cree que el esta implicado con los ordenadores dichosos. Los pasajeros chillan [pues si chillan ahora, chiquitos santos cojones con todo lo que han pasado antes] y entonces frena [para mí que no se acordaba de que había más gente en la guagua de lo calladitos que estaban]. El autobus vuelva y el jeep choca contra el autbus volcado. Richard sale a duras penas del accidente, se arma con un cristal afilado [que impresiona mucho más que un arma automática o un fusil], y toca en una casa [¿por qué? Yo tampoco lo sé. Recordemos que Richard no podía pensar]. Sale una mujer rubia, de unos treinta años. Cuando le amenaza con el cristal la chica se ríe y se lo quita con gran facilidad [luego agitó la mano en el aire y dijo: “¡saludo a mi mamá, que me estará viendo! ¿Esto cuándo lo emiten? ¡Anda, y mira que decorado de accidente múltiple más bien montado! ¡Si es que os lo curráis de una manera...!”]. Richard se sorprende, pero no puede pensar en ello porque cae desangrado en el suelo de la entrada. [Auch].



¿Pensáis que la cosa acaba aquí? ¡Nanai de la china, muchachada! A Richard todavía le quedan algunas aventuras que padecer, pero de momento os dejo con la intriga. El martes tengo examen de una asignatura a cuyas clases no he podido asistir (dejé de ir al tercer día, después de que el tipo se pasara veinticinco minutos explicándonos por qué vuelan los aviones. Y da psicología del trabajo, ahí es nada) por motivos ajenos a mi voluntad, y creo que va siendo hora de que mire algo de las cien páginas de temario. ¿No?

...

...

Va, venga, feliz san Comercial.

10 comentarios:

Anne dijo...

Pero... ¡¿por qué mataste a Minla?! ¡¡Si molaba mogoshón!! ¿Y quién coño es la chica rubia? XDDDD

Feliz San Cosa Comercial XDD

Aniña dijo...

estoy con Anne quien coño es la rubia...

matar a Minla no ha molado...pero lo admitimos xD

FEliz san Cosa comercial xD

besitos

Ire dijo...

Jajaja, ya era hora! Echaba de menos los zozrrodiarios!! Me parto con los negociadores...Aunque nos has espoilereado que Richard vivirá...me dejas intrigada, jiji
Suerte en tu examen!! Y pronto más porfis!

Indio dijo...

Richard es mi héroe

H@n dijo...

huhoooo!!lo que tiene pillar tarde tu blog, Zorro, ahora tengo taaanto para leer! mira que he rebuscado en tu baúl de los recuerdos, pero no había leido esto... peor yo juraría que por mayo ya te seguía...jummm el caso es que me has dado pa leer un buen ratejo!!

y que sería de la historia si los corchetes!! te imagino ocmo una voz en off y los personajes parado ocn caras cómicas...^^

poor Minla!

dudo dijo...

juer, me despisto un par de días y tengo trabajo acumulado en tu sitio, machote...
sigo diciendo que escribes de cagarse por la patilla, y que lo hagas más. Más. MAAAAS!!

El Zorrocloco dijo...

Anne, no tengo ni idea. Era un pequeño psicópata al que no le gustaba que sus personajes salieran indemnes XDD

Upps! No más spoilers, Ire, prometido. Bueno, sólo uno más: seguro que el examen está aprobado. Ya os contaré, ya XD Ahora que he terminado tendré más tiempo para postear y juntar de nuevo a la manada, que os he tenido abandonado y os habéis dispersado por esos mundos de Dios...

Indio, di que si, que los de Prison Break son unos moñas en comparación XD

H@n, es verdad, te recuerdo presentándote como uno de esos lectores fantasma XD ¡Ahora eres una más del clan!

Sobre los corchetes: es que si no lo digo, reviento. También me pasa en la vida real (y así me va XD).

Dudo, abandonadito me tenías [inserte aquí carita de pena]. Aunque lo compensan los halagos, y más viniendo de quien vienen^^ Un besote!

mariokun dijo...

Me ha encantado los comentarios en forma de autocrítica xDDDD

Voy a por la 2ª parte corriendo!!! xDDD

Misaoshi dijo...

¿Cómo se me pudo pasar esto? xDDDDDDDDDDDD

VOY A SEGUIR XDDD


Me da pena Minla T_T (y asco y rabia...)

Nimbusaeta dijo...

Sólo saco una cosa en claro: que de pequeño te encantaba la palabra "disparado" xDDDD

Na, ya me leeré más que se queda interesante xD pero tengo que estudiar, como el zorrocloco de hace 11 meses.

Y sí, hemos comentado Misa y yo el mismo día, porque me ha pasado el link ella, qué pasa xD