martes, 1 de julio de 2008

Lo que he hecho hoy en clase

Ya estamos en julio. Lo que menos apetece es estudiar. No obstante, como al calendario escolar lo que yo quiero se la trae más bien al pairo, tengo el último examen el sábado, así que hoy me levanté (tampoco muy temprano, no es cuestión de matarse) dispuesto a ir a la biblio a recuperar el tiempo perdido.

Llego a eso de las nueve, lo que no está nada mal. Dentro de la media del último mes. Me siento en mi sitio favorito, una especie de mesa redonda gigantesca que hay en el centro de la sala, y saco mis cosas.

“Debería ir a ver si tengo correo”, me digo a mí mismo, así que me levanto y voy a la entrada, donde están los ordenadores. Ratón, teclado, login, bandeja de entrada; 7 mensajes nuevos.

-¡Caramba!

Son de anoche, que se me olvidó borrarlos entre pitos y flautas.

-¡Tsk!

De todos modos tengo alguno nuevo. E incluso para mí. Contesto y me vuelvo a la silla. Abro el cuaderno y busco lo tengo que estudiar. Leo la primera pregunta y me digo: “debería ir a ver si han contestado a comentarios que he dejado en otros blogs”, así que me levanto y vuelvo donde los ordenadores. Ratón, teclado, blogger, blogger, blogger, blogger. Algunos sí, pero la mayoría no. “Seguro que están estudiando y/o haciendo algo productivo con sus vidas”, me digo, así que vuelvo a mi sitio.

Leo hasta el final de la página. Voy a por un refresco a ver si me despierto. Salgo del edificio y me siento en un muro a que me dé algo de sol. Hace ventolera y está nublado, pero a rachas aparece en todo su esplendor y me chamusca las pestañas. El sol de aquí siempre es así.

Me pongo a contar lagartos mientras doy sorbos a la Cocacola. Siete. Se asustan cuando me muevo. Qué vista tienen los jodidos.

Tiro el refresco a una papelera y vuelvo para adentro. Como al entrar tengo que pasar por delante de los ordenadores, me siento un momento a ver si me han contestado al email. Ratón, teclado, login, bandeja de entrada: 1 mensaje nuevo.

(Momento ñoño de la mañana)

Contesto al mail. Cierro y me vuelvo a mi sitio, dispuesto a no levantarme en un buen rato.

Leo dos páginas del tirón. Me doy cuenta de que no sé qué acabo de leer. Vuelvo a empezar. La vista se me va hacia la estantería de la izquierda, un expositor con la prensa del día (estudio en la biblioteca de periodismo). En todas las portadas lo mismo: España campeona de Europa.

Fantaseo conque soy jugador de la selección. Metraje de Oliver y Benji durante un cuarto de hora.

Me doy cuenta de que estoy mirando fijamente a un señor. El señor también me mira. Con el ceño fruncido. Vuelvo a clavar la vista en los apuntes. Leo una pregunta y vuelvo a mirar al hombre un momento al despiste. Me recuerda a alguien, pero no sé a quién.

Ah, a Indio.

Me acuerdo de lo que ha dicho Bian de la quedada blogger en San Fermines. ¿Cómo serán in person? Otro cuarto de hora imaginando las diferentes situaciones en las que podemos conocernos todos, a cada cual más surrealista (en una de ellas había skinheads y persecuciones en metro, no os digo más). Me digo que estoy gilipollas. Por lo menos esta vez no me he quedado mirando a nadie en concreto.

Me revuelvo un poco en la silla, carraspeo y me pongo a leer mentalmente en voz alta, esto es, moviendo la boca como si estuviera vocalizando, pero sin abrirla. Un espectáculo. Consigo leerme las cinco páginas que me había marcado para esa mañana. Eso merece una celebración.

Me voy a los ordenadores.

Entro en El rincón. Leo los comentarios que me han dejado y contesto. Navego un rato por los blogs de la peña. Entro en mi correo. No hay mensajes nuevos. Jo.

Me levanto para volver a mi sitio. Por el camino veo un libro enorme en cuyo lomo leo: “1986”. Coño, el año de mi nacimiento. Vuelvo para atrás y lo cojo. No entiendo una mierda. Lo dejo y me vuelvo a la mesa.

Me siento. Tamborileo con los dedos en la mesa. Me doy cuenta de lo que jode eso a los demás y paro. Decido que como mi capacidad de concentración está bajo mínimos hoy, voy a ir alternando por dónde empiezo a leer, una vez de adelante hacia atrás y viceversa. Ya esta tarde me estudiaré lo de en medio.

Leo una página. El bibliotecario pasa a mi lado con una tonga de revistas. Me acuerdo de que hay un artículo de El semanal que quiero leer.

Voy a la parte de las revistas. Leo el artículo que quería leer. Y otros siete, también.

Hago un test de Cosmopolitan. Soy una chica mala.

Decido que un test de Cosmopolitan es lo más bajo que se puede hacer en esta vida y me vuelvo a la mesa. Me leo las cinco páginas de atrás a adelante, y luego voy saltando por las preguntas que menos me suenan. Estoy satisfecho de mí mismo.

Miro el reloj y son las doce. Me digo a mí mismo que mucho más no voy a hacer. No queda casi nada para la una, y de ahí a la una y media que almorzamos en casa menos todavía.

Recojo mis cosas y me voy para casa. Ha sido una mañana productiva^^


14 comentarios:

Fio dijo...

Cómo me suena eso xD

En mi facultad no había Cosmos, así que lo de los tests no me suena, pero sí que me dedicaba a fotocopiar artículos que encontraba en las revistas de traducción "por si las moscas" (vocabulario croata-italiano relacionado con el cultivo de la patata, por ejemplo, que uno no sabe cuándo lo puede necesitar), a entrar y reentrar en mi cuenta, también "por si las moscas" (claro, la gente no tiene otra cosa que hacer a las ocho o nueve de la mañana que no sea enviarme correos); a leer libros que por cualquier motivo yo relacionaba con casualidades cósmicas (ya sabes: hoy he desayunado "crispis", los "crispis" los anuncia Margarita Rupérez, que vive en Barcelona, justo el mismo lugar en el que se ha editado este libro, ¡eso tiene que significar algo!)...

No te sientas culpable por ello. Por lo visto, forma parte de nuestra evolución como seres humanos estudiantiles, es una etapa del desarrollo :) ¡Ánimo con ese último examen!

Anne dijo...

Me he visto a mí misma en casa, estudiando para historia del arte: mesa, leo, aburrimiento, cocina, picar algo, beber algo, volver, contar el gotelé de la pared, hacer medio esquema, abrir el correo (a partir de aquí como una hora perdida entre blogs), etc etc etc...

Que digamos que también me suena, sí XD

Ire dijo...

Jajaja, me veo totalmente reflejada, sobre todo en eso de mirar el correo cada dos por tres, aún sabiendo que la persona que es más probable que me escriba y de la que quiero leer un mail tiene el ordenador estropeado :P
Con esas mañanas luego te pones a sumar el rato que ha sido productivo y no es mucho y dices: coño, si en ese rato he hecho todo lo que me he propuesto para esta mañana, ¿que pasaría si no me levantara cada 2 por 3?
Pero hay preguntas que ningún hombre ni mujer podrá responder nunca...

Indio dijo...

ey, sois unos peeeerros!!! creo que no valorais dormir como es debido. Yo voy a la biblioteca y aprovecho al máximo (haciendo paradas y tal, clarisimamente xD), porque si no estoy estudiando prefiero estar durmiendo! (en época de exámenes... durante el curso igual vamos pero más relajados, y hacemos el gamba, y hasta te lo pasas bien)

oye, cómo era el tio aquel? parecido a lo que sale en mi foto del perfil?

Si te vieneses a sanfer conocerias a bastantes del clan xD

Ire dijo...

Indio eso significa que vienes??

El Zorrocloco dijo...

Gracias por los ánimos, Fio ;) Rebuscar entre los papelotes de tu casa debe ser todo un espectáculo xD Yo soy de los que les cuesta una barbaridad tirar los papeles, "no sea que un día..." xD Y síp, no hay nada como ver una estantería llena de libros que nadie te obliga a leer para que te entren ganas de curiosearlos todos u__u

La diferencia, Anne, es luego tú sacas sietes >___<

Ire, si pudiéramos estar estudiando la mañana entera sacaríamos la carrera en la mitad de tiempo, y sería cuestión de meses que conquistáramos el mundo (luego el universo colapsaría, pero esa ya es otra historia xD)

Indio, yo valoro muchísimo dormir. Sobre todo dormir en la biblioteca xD Qué va, los estudiantes de medicina estáis hechos de otra pasta (estímulantes, antidepresivos... y muchas cosas bonitas! xDD)

Pues se parecía bastante, síp. También se tapaba la cara con una almohada XDD Nah, me recordó vagamente a una foto que pusiste en el blog de cuando fuiste a donar sangre, que salías con una chica con un pañuelo en la cabeza. Pero vamos, que yo le encuentro parecidos a tó Dios, así que tú ni caso xD

Mi blog sirve de medio de comunicación para el clan, qué bonito ;____; xDD Me acabo de imaginar en sanfer rodeado de tarragones de mirada inquisitiva y cara de: "Y este quién coño es?" xDDD

Jill dijo...

xDDDDDD

Se nota que eres una chica mala por como estudias, briboncilla. xDD

La de cosas que se pueden hacer en una mañana... ¡Menos mal que se acabaron los exámenes!

Jill dijo...

... Claro que solo hasta septiembre...

MUAHAHAHAHAHAHA!!!

El Zorrocloco dijo...

Se nota que eres una chica mala por como estudias, briboncilla. xDD

Te confesaré una cosa: en el fondo me ha dolido un poco que nadie más se haya fijado en un chiste tan bueno xDDD Combo doble por lo de briboncilla xDDD

Y sí, hasta septiembre (el uno de septiembre, para más inri ù__ú I hate you mucho por recordármelo >__<)

La de cosas que se pueden hacer en una mañana... Como, por ejemplo, oír llorar a tus perros xDDD

peibol dijo...

JAjajajaja, grandioso. Eres taaaaaan yo. Deberíamos estudiar un día juntos; alcanzaríamos cotas altísimas de inutilidad de tiempo invertido. :D

El Zorrocloco dijo...

Peibol, a nosotros nos dejan solos estudiando en una habitación y a la que vuelven estamos jugando a aquello de la bola de bolos en llamas que se inventaron en Friends, por lo menos XD

peibol dijo...

Jajajajaja, pero eso sólo para empezar; para caldear el ambiente XD. ¿Solías ver Malcolm? ¿Viste el capítulo en el que Francis buscaba cualquier distracción con tal de no estudiar? ¡Dios! ¡Me sentí tan identificado! :D

JuanRa Diablo dijo...

Mira, mis tiempos de estudiante ya pasaron, pero esto ha sido como un deja vu de aquellos años. XD
Me recuerdo poniéndome todo lo comfortable posible, todo a mano, todo listo para empezar y... ay, antes voy a hacer esto, ay qué hambre, como algo y empiezo, ay, cuánto tiempo sin ordenarme la cartera, con los papeles que habrá para tirar...

Y al final, "De mañana no pasa, por mis muertos!!!

Te compadezco cuentalagartos! :D

Un saludo

El Zorrocloco dijo...

Y no te olvides de internet! Esa frase aparentemente inocente de "voy un momento a mirar el correo" augura el desastre... XDDD