jueves, 3 de abril de 2008

Top five (leáse tal cual, /top fíbe/)

El otro día volví a ver Alta Fidelidad (recomendadísimos tanto la novela como la peli, por ese orden), y me di cuenta de que nunca había hecho un Top 5 de casi nada en mi vida, ni siquiera de música. No volví a pensar en ello hasta que la semana pasada me quedé sólo en casa y me dio por poner algo de música en el equipo a toda hostia y brincar un rato por el salón para quemar energía.


Fue cuando comenzó el trueno de I was born to love you, de Queen, cuando me di cuenta. “Esta –pensé para mí.- Esta es mi canción número uno de todos los tiempos”.

No es famosa, ni siquiera es uno de los muchos éxitos que tuvieron los chicos de Mercury. En realidad tiene una letra bastante simple, pero hay algo en ella que me flipa. Cuando tengo un mal día o estoy bajo de energía, pongo el corte número seis de Made in Heaven y ahí empieza... Debo haberla escuchado un par de cientos de veces, muchas de ellas (y no me sonrojo) imaginando que toco alguno de los instrumentos, o que soy Mercury, contoneándome mientras hago el solo de batería o intentando seguir los imposibles punteos de Brian May, y el ritmo es tan apasionado que siempre acabo sudando y con el corazón acelerado. Y por qué no decirlo, con una sonrisa de oreja a oreja. Si tenéis tiempo, y os falta algo de vergüenza, os animo a que probéis también. Para canciones como esta se inventó la tecla de Repeat.



Mientras me duchaba tras haber repasado la canción instrumento por instrumento ante mi entregado público imaginario, me puse a confeccionar el resto de la lista, y estoy bastante contento con el resultado. He evitado las canciones del momento, o las que rayé en su día de tanto oírlas y ahora detesto, y me he ceñido un poco a los clásicos. Por supuesto puede ser mejorable, y os invito a que añadáis aquellas canciones que os han hecho vibrar desde siempre, aquellas que también estáis seguro que os seguirán gustando cuando tengáis ochenta años, porque por mucho que cambie el mundo, no puede cambiar tanto como para que Sinatra deje de ser un crack.



My way, la historia de un tío con dos cojones, que ha hecho lo que ha querido como ha querido, y que no se arrepiente de nada ahora que hace repaso antes de espicharla. Así quiero ser yo cuando sea mayor, mecagüenlamar. Y qué voz, por el Monstruo Volador de Espaghetti...



Mi historia de esta canción es la de un amor a primera vista oída. Cuando metí el CD que me había grabado una compañera de clase (prima de una chica con la que tropezaría en una biblioteca cinco años después y que se convertiría a la postre en mi última ex, para que veáis que pequeño es el mundo. Y Canarias, más.) jamás había oído hablar de Muse, ni falta que me hacía. El CD era un popurrí de canciones de distintos estilos, y la verdad es que eran una mierda, hasta que llegué al corte número 6 (¡ese diabólico número no me deja ni a sol ni a sombra!). Un solitario piano sonaba nota a nota, como si le diera vergüenza profanar el silencio en que me había sumido de repente. Subí un poco el volumen para dejarme llevar por lo que parecía una lenta y preciosa balada (me encanta el sonido del piano. Violín y piano. Y punto.), y de repente ¡se vuelve loco!


Empieza a subir, y a subir, y entran los demás instrumentos y ya no para hasta el final, con un pequeño break en medio de la canción que te da el tiempo justo de tomar resuello para enfrentarte al final de la canción. Quedan para la posteridad las líneas de: You make me sick / because I adore you so / I love all the dirty tricks / and twisted games you play / on me.
Y mira que he buscado lo que significa el H-8 del principio de la canción. Al principio pensé que se trataría de algún tipo de droga, pero se ve que es argot para la palabra “odio”, lo cual me ha dejado un poco trastocado. Ya sabéis, zorritos y zorrones, la ignorancia es la felicidad. Pero sigue siendo una canción de puta madre, de amor, además. Amor al odio, toma ironía. Y si el piano os gusta echad un vistazo a la versión que hacen de Feeling Good, de Nina Simone. Le dan tres patadas al original ^^

Siguiente canción, otro clásico que no consideré en ningún momento, pero que se abrió paso entre las brumas de mi MP3 mientras iba a comprar como una revelación. Una canción que puede parecer inconsistente e incluso cutre después de haber visto a tantos bichos animados por ordenador bailándola en internet, pero que es un baluarte del buen rollo y del pasar página y mandar a ese capullo/a que te ha estado jodiendo a tomar por culo en viaje sólo de ida. Damas y caballeros, miss Gloria Gaynor con I will survive.



(Aunque el el video con Jesucristo está mucho mejor ;)

Y puestos a seguir con clásico, he aquí el magnífico I love rock and roll. ¿Qué se puede decir de LA canción de rock, junto con Satisfaction, de los Rolling? Nada. Por eso lo único que comento es que dudé si poner el original de los Arrows o la versión de Joan Jett, más cañera y famosa. Pero han ganado los Arrows por tres razones: a) son los originales; b) Alan Merrill tiene mejor voz que Joan Jett un rato largo y c) tienen más estilo (yeah!).



Y por último, pero no menos importante, la mejor canción de Eric Clapton para mi gusto, Change the world. Es como un sedante. Cuando he tenido un mal día, llego a casa, pinchó el segundo corte de su disco, y con sólo escuchar los primeros compases ya me siento mejor. Nada malo me puede pasar mientras en los casi cuatro minutos que dura. Y escucha la letra, eso es amor empalagoso del que ya no queda.




Hale, pues hasta aquí el Top 5. Y vosotros, ¿qué me decís? ¿He cometido algún atropello, alguna injusticia al olvidarme de algún dios de la guitarra o cantante de infarto? Venga, a ver esos Top 5. Si gusta, iré haciendo más. O más bien si me da la gana, siendo realistas ;)


5 comentarios:

Anne dijo...

Me has devuelto a la infancia con Sinatra. Pero de pleno. Mis padres escuchaban cosas así. Y mucho jazz. Nunca me había parado a escuchar la letra de esa canción, pero me encanta.

Y tu historia con Muse es parecida a la mía en algunas cosas. A mí también me pasaron un cd con mucha música. Y por ahí pululaban unas canciones de Muse. No volví a escucharlo hasta años después, que me metí de pleno.

El resto... las he escuchado alguna vez. Me gustan. Sobretodo la de Queen. No conozco mucho de Mercury y compañía, pero son muuuuy potentes -y siempre lo serán-. Aunque los vídeos son mortales XDDD

Gracias por compartir tu top five con nosotros! ^u^

El Zorrocloco dijo...

A mi padre también le gustaba Sinatra, y el rock setentero. Sentía verdadera pasión por Queen, y logró transmitirmela. Y sí, la verdad es que los clips son de los más estrafalarios. El único que he visto que verdaderamente me ha gustado es el de I want to break free, que salían todos vestidos de mujer. Aunque luego también se les iba la pinza XD

Me alegra que te gustara! ^^

Cattz dijo...

Yo no consigo sacarme de la cabeza el Tribute de Tenacious D, me encanta xD
Y la canción que más veces he escuchado es Aquarela de Toquinho, la canción que me lleva directamente a mi infancia... en Madrid, cuando era un mico.

Dr.Miracle dijo...

Pero ke lista mas grande, por diox! Esta es sin duda una de las entradas de blog ke más me han gustado de todas las ke he leido, con diferencia. A pesar de ke has cometido 2 atropellos imperdonables!!
1- Decir ke Muse (ke son lo más grande, sin duda) le dan 3 patadas a la versión original de Feeling Good de Nina Simone, por ke ella también es grandísima y esa canción inolvidable.
2- Decir ke "I will survive" pueda resultar CUTRE. No importa cuantos mamarrachos la bailen, esa canción es un apoteosis para los sentidos y lo seguirá siendo siempre.

El Zorrocloco dijo...

Cattz, has dado con otra canción con la que me flipaba haciendo que tocaba la guitarra. Tribute es la caña! Y Kickapoo tb xD La de Toquinho no la había oido, pero me parece de un buen rollito que te cagas, y no sé si será por el video, pero me trae a la mente imágenes de veranito... ^^

¡Dr. Miracle, me halagas! Me alegro de que te haya gustado tanto :) Y tienes razón en ambas cosas, pero tienes que reconocer que tras haber escuchado la versión de Muse, a la de la Simone... le falta algo. ¡Pero sigue siendo una grande, ya lo creo!

Gracias por comentar y vuelve cuando quieras!