viernes, 24 de noviembre de 2006

"Cómo quedar como el culo en clase en una simpática lección" o "el significado de la palabra 'cliché'".

Tres de la tarde, clase de Historia en la facultad de Ciencias de la Información. Hoy: el Plan Marshall.

Profesora.- ¿Habéis leído el texto?

Silencio sepulcral.

Prof.- ¿Alguien quiere comentar algo?

La clase es bastante heterogénea; la más joven creo que es Pippy, con 18 tacos, y hay señoras hasta de taitantos largos; tantos, que una levanta la mano y dice:

-Bueno, yo quería comentar con mis compañeros más jóvenes que yo llegué a tomar leche del Plan Marshall [Imagen mental de un tetrabrick marca "Marshall". Le digo a Pippy que yo la tomo Hacendado. Se ríe.], una leche en polvo asquerosísima que nos daban a media mañana en el colegio, en Galicia.

Otra señora mayor se une a la iniciativa "Sí, yo también tomé..." pero la interrumpe la Mujer Furiosa, una treintañera pelirroja que cada vez que habla parece que le va a partir la cara a alguien. Opina de todo sin saber de nada en un tono que no deja lugar a réplicas. Además, se expresa con un deje kinki que me hace un montón de gracia.

Mujer Furiosa.- ¿Pero qué gilipollez es esa? ¡Cómo mandaban leche a Galicia! ¡A Galicia, encima! ¿Qué pasa, que no tenían vacas para todo el mundo o qué? ¡Eso sería como mandar plátanos aquí a Canarias...!

Y tracatrá. Me voy a regar la platanera que tengo en el balcón.

No hay comentarios: